Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 9:00

El secreto de los jardines verticales de Madrid

La Comunidad de Madrid cuenta con más de 146.800 metros cuadrados verdes en sus edificios. Un dato muy significativo para aquellos que no conozcan los jardines verticales, que ademas de estar muy de moda, se han ganado su hueco en el paisaje urbano de la capital.

Estos pulmones verdes, se encuentran distribuidos por toda la región y además de decorar los edificios reducen los gases contaminantes. Estética y conciencia social a partes iguales. Desafiando la gravedad, estos rincones verdes también ejercen como envolvente térmico, lo que supone un gran ahorro de energía para los edificios que arropan, muy necesario en estos tiempos que corren.

En los últimos años, este innovador tipo de jardín se ha abierto camino en las fachadas e interiores de edificios representativos de Madrid, hoteles, restaurantes e incluso, rascacielos. Un ingenio técnico y botánico que no deja indiferente a nadie. Más allá de su sorprendente efecto estético, estos jardines aportan una bocanada de aire fresco al paisaje urbano de la capital.

Un plan perfecto y distinto, ahora que dejamos atrás el caluroso verano y necesitamos una empujón para comenzar la tediosa rutina. Gracias a estos pequeños, pero sorprendentes pulmones verdes, podemos acercarnos a la vegetación en cualquier momento y darnos un respiro del frenesí madrileño.

CAIXAFORUM

Seguramente sea el jardín vertical más conocido de la ciudad. Primero por su dimensión, de 480 metros cuadrados. Segundo por su ubicación, en la fachada del famoso centro cultural CaixaForum, junto a la estación de Atocha y muy cerca del Museo del Prado.

Este pequeño pulmón verde fue diseñado en 2007 por Patrick Blanc, un botánico francés pionero en este tipo de construcciones. Más de 15.000 plantas, autóctonas y foráneas, cubren este edificio que se asoma de manera inesperada entre los edificios madrileños. Como dato curioso, no necesita tierra para mantenerse vivo. Todas sus plantas sobreviven gracias a un flujo continuo de agua y nutrientes, sin un gramo de tierra. 

Gracias a este jardín vertical se absorben más de 200 toneladas de gases al año que contribuyen al efecto invernadero.

TORRE DE CRISTAL: EL FARO VERDE

En el pleno corazón empresarial de Madrid, en las Cuatro Torres Business Area, en una de ellas se encuentra uno de estos pulmones verdes. En la Torre de Cristal a 249 metros de altura se localiza el jardin vertical a mayor altura de la ciudad y de Europa.

Tiene una superficie de 600 metros cuadrados y ha sido diseñado por el mismo botánico que implementó el del CaixaForum, Patrick Blanc. Igual que el del centro cultural, no necesitan un sustrato de tierra para crecer ya que lo hacen gracias a un fieltro irrigado de sustancias nutritivas

HOTEL SANTO DOMINGO: EL MÁS GRANDE DEL MUNDO

¿Un jardín vertical dentro de un hotel? Sí, es posible. El Hotel Santo Domingo cuenta con el más grande del mundo. Un auténtico oasis a pocos pasos de la Gran Vía. Más de 200 variedades de plantas conviven en este jardín colgante de 844 metros cuadrados y 25 metros de altura del que cae una impresionante cascada.

Entre las 200 variedades de plantas podemos encontrar desde cipreses, adelfas, hiedras, aralias, arces, palmeras canarias, cycas y un eucalipto en lo más alto del jardín junto a un pino piñonero. Da igual la época en que lo visites, siempre estará cargado de colores y belleza ya que según la estación destacan distintos grupos de plantas perfectamente seleccionadas.

Este rincón verde absorbe 25.000 kilos de CO2 al año, lo que significaría que genera el oxígeno que 200 personas respiran al día.

BÁLAMO: UN RESPIRO AL SUR DE MADRID

Hay un restaurante del sur de la capital que también ha apostado por este tipo de jardines. La marisqueria Bálamo, ubicada en Alcorcón presume de ser la más grande Madrid con sus 4.200 metros cuadrados y capacidad para 700 comensales.

Pero no es de lo único, también del pequeño pulmón verde que hay en su interior, al que atribuyen como «el jardín vertical interior más grande Europa». Y es que 350 personas respirarían con el oxígeno que este manto verde produce al año. 


OFICINAS DE CIVITATIS

Volvemos al centro de la ciudad, concretamente a la calle Montera, donde encontramos otra fachada vegetal. En este caso cubriendo el exterior de las oficinas de Civitatis.

8.000 plantas de 22 especies diferentes, seleccionadas cuidadosamente para que se adaptasen al clima madrileño, crecen en sus 200 metros cuadrados de superficie. Una bocanada de aire fresco, en pleno centro de Madrid por el que todos debemos pasar, al menos una vez. No te dejará indiferente.