Quantcast
domingo, 19 septiembre 2021 3:03

El sueño de los vecinos de Barajas de tener una piscina de verano se trunca por un parking

Los vecinos de Barajas sueñan con una piscina al aire libre en su distrito, sin embargo, cuando su sueño iba a convertirse en realidad, el consistorio ha decidido cambiar los planes y construir un amplio parking en lugar de la piscina de verano. El proyecto elaborado en 2018 contemplaba esa piscina junto a varias pistas polideportivas en el polideportivo de la calle Mistral pero los planes municipales han cambiado dando paso a un aparcamiento con capacidad para 125 vehículos.

El Ayuntamiento de Madrid ha recogido esta denuncia vecinal y se ha excusado en que el proyecto está en fase de licitación y que las dotaciones podrán ser incrementadas. Sin embargo, la construcción de la piscina no está prevista como lo estaba en 2018. Tampoco el otro polideportivo del distrito, situado en la avenida de Logroño, tiene piscina al aire libre.

tres años después de su proyección ha quedado en papel mojado

Los vecinos de Barajas se han organizado para solicitar este nuevo espacio que tres años después de su proyección ha quedado en papel mojado. Bajo la Plataforma en Defensa del Polideportivo de Barajas, en la que participan, entre otros colectivos, la Asociación Vecinal de Barajas y la Asociación Familiar Alonso de Ojeda de Alameda de Osuna (AFAO), han criticado que el consistorio madrileño haya «decidido sustituir espacios deportivos por aparcamientos y pretende eliminar la piscina de verano, la pista de patinaje cubierta y las pistas deportivas interiores para poner en su lugar un parking de 125 plazas».

«Al igual que ha sucedido con otros proyectos similares, como los nuevos polideportivos de Sanchinarro, Las Tablas, Montecarmelo, Paseo de la Dirección y Valdebebas, el ayuntamiento ha reemplazado instalaciones destinadas a deportes colectivos por espacios para el deporte individual y aparcamientos para coches, sin atender las necesidades reales de la población», han expuesto los vecinos a la vez que lamentan que no se cumplan las demandas históricas de los residentes.

LOS VECINOS SE MANIFIESTAN

Para mostrar su descontento, los vecinos de Barajas han organizado una jornada reivindicativa el pasado domingo a las 12 horas en la calle Mistral 4, lugar en el que se iba a construir la piscina. Esta convocatoria ha sido un éxito en términos de afluencia de gente.

Los vecinos han desplegado carteles, pancartas y lonas reivindicativas. También han instalado una carpa informativa en la que se ha iniciado una «gran recogida de firmas» en contra del aparcamiento multitudinario. Bajo el hashtag #BarajasConElDeporte también han iniciado una campaña de protesta a través de las redes sociales desde las que reivindican que se construya la piscina de verano como estaba previsto. Veremos si el Ayuntamiento de Madrid decide acoger la reivindicación de los vecinos de Barajas.