Quantcast
lunes, 2 agosto 2021 23:37

La Casa del Labrador de Aranjuez: un gran palacio en ruinas

La Casa del Labrador es una de las construcciones que forman parte del conocido Paisaje cultura de Aranjuez. Fuera del circuito del gran palacio, sin duda es una de las joyas de la corona más desconocidas.

Esta construcción hoy vive sus horas bajas, pues se encuentra al borde de desaparecer debido a sus problemas estructurales. Descubre su historia, así como el plan de rescate que prepara Patrimonio Nacional para recuperar este impresionante lugar.

EL PROYECTO PERSONAL MÁS IMPORTANTE DE CARLOS IV

El Palacio de Aranjuez es una de las joyas de la corona española. El capricho de Felipe II convirtió a esta localidad madrileña en uno de los pueblos más bonitos de todo el país.

La Casa del Labrador se encuentra en el extremo oriental del jardín del Príncipe. Su nombre lo toma de una antigua casa de labranza que se encontraba en el lugar donde se levantó este edificio.

Casa del Labrador
Palacio Real de Aranjuez

Aunque el origen del Palacio de Aranjuez era del reinado de Felipe II, lo cierto es que el padre de la Casa del Labrador sería un rey borbón. Carlos IV sería el que se empeñó en construir un edificio como este, ya en el siglo XVIII.

La Casa del Labrador es considerada como el proyecto más personal de Carlos IV. Esta no es una residencia real, sino un edificio destinado al ocio y recreo de la familia real. 

El encargado de diseñar este edificio sería el famoso arquitecto Juan de Villanueva. Tras él, Isidoro González Velázquez le tomaría el relevo a este gran artista de los edificios reales.

ASÍ ES POR DENTRO LA CASA DEL LABRADOR

La Casa del Labrador es de estilo neoclásico. Fue terminada en 1803. Como se dedicó al ocio y el recreo de la familia real, se trata de un palacio que no tiene ni habitaciones ni cocinas.

Su interior, por tanto, se divide en múltiples salas dedicados a distintas actividades de ocio propias del siglo XVIII. En total cuenta con tres alturas y una fachada recubierta con piedras de pizarra.

Casa del Labrador

La decoración de los salones tiene influencia francesa e italiana. La seda, el estuco, el mármol, el vidrio y el platino son los lujosos materiales que se utilizaron para decorar estas estancias.

La Casa del Labrador de Aranjuez tiene una sala dedicada al billar. En su interior se encuentra además una colección pictórica sobre vistas de Madrid que cuenta con 93 piezas.

El techo de las Galerías de las Estatuas está coronado con frescos que representan la Vía Láctea, la noche o el Lucero del Alba. Además de ello, su suelo está decorado con unos mosaicos romanos originales traídos directamente desde Mérida.

Galería de las estatuas de la Casa del Labrador de Aranjuez

La sala de compañía de la Casa del Labrador estaba dirigida a recibir las visitas más importantes de la corte. En sus frescos se representa a la paz. Otro de los salones está cubierto de platino. Los suelos se hicieron con porcelana de la Real Fábrica de El Retiro.

También cuenta con un salón grande o salón de baile decorado con motivos pompeyanos y lámparas de bronce de dorado. En su interior hay un sillón y una mesa rusas que fueron un regalo del príncipe Anatole Demioff a la reina Isabel II.

LA CASA DEL LABRADOR ESTÁ EN PELIGRO

El lujo y la majestuosidad de este palacio esconde un gran problema que puede acabar con todo. Los cimientos de la Casa del Labrador de Aranjuez se hunden.

Esto es debido a que se construyeron de mala manera. Este edificio se sostiene sobre unas estacas de madera clavadas en un terreno blando y arenoso.

Esto ha hecho que el edificio se va a hundiendo poco a poco. Además, han aparecido grandes grietas en las paredes que han hecho que peligren los murales y frescos que decoran la Casa del Labrador.

Casa del Labrador
Interior de la Casa del Labrador

Todo esto se acrecentó en 1876 cuando el cercano río Tajo sufrió una fuerte avenida. El agua hizo que el terreno se disolviera y, con ello, surgieron todos los problemas.

La nieve de Filomena también hizo que este problema volviera a surgir con fuerza. La Casa del Labrador está en serio peligro de desaparecer y es necesario intervenir cuanto antes.

PATRIMONIO NACIONAL AL RESCATE

Aunque los pronósticos no son favorables, lo cierto es que ya existe un plan de rescate. Patrimonio Nacional se ha puesto manos a la obra para volver a recuperar el esplendor de la Casa del Labrador. Esta sería la tercera restauración a la que se somete el edificio.

Este ente público ha diseñado una intervención de emergencia que solucione todos estos problemas estructurales. Este solucionará todas las patologías que sufren los cimientos del edificio.

Casa del Labrador
Salón del billar de la Casa del Labrador

Para ello se va a invertir un total de 7.3 millones de euros. Este será uno de los mayores esfuerzos económicos que ha hecho Patrimonio Nacional en las últimas décadas.

Las actuaciones se llevarán acabo durante los próximos 3 años. Las previsiones apuntan a que las visitas se podrán recuperar en 2023. Será entonces cuando todos los que quieran disfrutar de la Casa del Labrador de Aranjuez, podrán hacerlo disfrutando de todo su esplendor.