Quantcast
viernes, 30 julio 2021 14:46

El bosque madrileño hecho gracias a 258 kilos de electrodomésticos y pilas reciclados

¿Es posible plantar un bosque gracias al reciclaje electrodomésticos y pilas recicladas? ¡En Madrid todo es posible! Se trata del denominado “Bosque Gratitud para Nuestros Mayores” y se ha podido realizar gracias a los 258 kilos de aparatos electrónicos y pilas depositados por los madrileños en los contenedores de Recyclia instalados en medio centenar de establecimientos comerciales.

se ha podido realizar gracias a los 258 kilos de aparatos electrónicos y pilas depositados por los madrileños en los contenedores

Este nuevo espacio verde, ubicado en la Laguna del Campillo en el municipio de Rivas, se ha podido reforestar una zona de alto valor biológico en el Parque Regional del Sureste de la Comunidad de Madrid. Este espacio natural está integrado dentro la Red Natura 2000 y forma parte del Arco Verde de la región.

REFORESTADO GRACIAS AL RECICLAJE

Los madrileños gracias a su actividad de reciclaje han conseguido hacer llegar hasta Recyclia, la empresa encargada de poner en marcha esta nueva zona verde en la Comunidad de Madrid, los electrodomésticos y pilas que han servido para financiar la reforestación del parque madrileño.

Por cada kilo de aparatos electrónicos y pilas retirado, Recyclia, entidad dedicada a la recogida y reciclaje de estos residuos, ha realizado una aportación económica para llevar a cabo a este proyecto de reforestación.

De este modo, se ha procedido a la plantación de más de medio millar de especies autóctonas en el Parque Regional del Sureste ubicado en Rivas Vaciamadrid. Gracias al reciclaje, la laguna del campillo cuenta con nuevas plantaciones de sauce blanco, fresno, taray, almez o álamo contribuyendo así al desarrollo del Arco Verde.

EN RECUERDO POR LOS FALLECIDOS DE COVID

El Bosque Gratitud para Nuestros Mayores se trata de una nueva zona verde que rinde homenaje a las víctimas por coronavirus. La reforestación ha sido llevado a cabo en recuerdo de los fallecidos del colectivo más castigado por la Covid-19. Según datos oficiales de la Comunidad de Madrid, las personas que han perdido la vida debido al coronavirus superan los 15.000 fallecidos. De este número la mayoría se tratan de ancianos, un colectivo al que el virus afecta de lleno.

Asimismo, el coronavirus ha causado estragos en las residencias españolas situándose la Comunidad de Madrid a la cabeza. Es incalculable saber cuántos mayores han perdido la vida en estos espacios dedicados a la tercera de edad, si bien, se estima que miles no pudieron superar el virus.

Asimismo, los ordenadores portátiles, tablets, teléfonos u otros equipos donados por los madrileños y aptos para su reutilización, han sido reacondicionados por la empresa Revertia y se donarán a la residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid.