Quantcast
viernes, 14 mayo 2021 20:53

Los madrileños reciclaron 17.400 toneladas de aparatos eléctricos en diez años

Los madrileños reciclaron desde 2011 y hasta 2020 hasta 17.400 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), cantidad que supuso unos ingresos de 1.721.000 euros para las arcas municipales, ha trasladado este jueves en rueda de prensa el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

El delegado ha anunciado que la Junta de Gobierno ha aprobado un único convenio entre el Ayuntamiento de Madrid y las entidades SCRAP (Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor) de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) a través del cual se regulan las condiciones de la recogida de estos residuos domésticos para que en los próximos años tengan una segunda vida y no solo un segundo uso de sus piezas y para garantizar el adecuado reciclaje de sus residuos.

Las compensaciones que recibirá el Ayuntamiento por recoger y conservar estos residuos serán mayores. Por cada tonelada de residuos RAEE (lámparas, aparatos de intercambio de temperatura, monitores y pantallas, grandes y pequeños aparatos y dispositivos de informática y telecomunicaciones pequeños), la ciudad recibirá entre 124,26 y 169,1 euros frente a los 93,6 euros del anterior acuerdo.

Con este nuevo texto, las bonificaciones ascenderán a 1.725.092 euros solamente en tres años, dividido en 460.908 euros durante el primer año; 566.916 euros, en el segundo y 697.268 euros, en el tercero.

En este acuerdo se aglutinan los principales sistemas de corresponsabilidad colectiva, incluyendo uno nuevo, European Recycling Platform que se suma a Ambilamp, Ecoasimelec, Ecofimática, Ecolum, Ecolec y Ecotic, ya presentes en los dos convenios de 2011, convertidos ahora en uno, y que vencieron en octubre de 2020.

Con la firma de este acuerdo de tres años de duración, los 16 puntos limpios fijos, 350 puntos móviles y 50 de proximidad seguirán almacenando, con los medios de contenerización suficientes y en condiciones de seguridad, los RAEE susceptibles de preparación para su reutilización o reciclaje: los aparatos de temperatura y los grandes aparatos se almacenan de pie o en palés retractilados; monitores, pantallas, pequeños aparatos y dispositivos informáticos se guardan en jaulas, mientras que las lámparas se conservan en contenedores específicos.

Actualmente, todos los RAEE almacenados en instalaciones municipales se trasladan a las instalaciones de tratamiento SCRAPS. Allí se pesan y se desmontan, separando las piezas y materiales susceptibles de reutilización; los impropios continúan la cadena consecuente del reciclaje y el material peligroso se trata conforme a normativa.