Quantcast
domingo, 3 julio 2022 6:02
spot_img
spot_img

El 32% de las bajas de sanitarios por Covid en Madrid “muchas no se cubren”

El sindicato de enfermería Satse Madrid ha puesto de manifiesto este jueves que el 32 por ciento de las bajas de sanitarios por Covid-19 en Madrid son enfermeras y “muchas no se cubren”, mientras “el resto de enfermeras, con una plantilla reducida, han de ocuparse de nuevos espacios sanitarios”, como salas de espera y gimnasios.

Además, en un comunicado, ha señalado que a las 566 enfermeras de baja por Covid-19 hay que sumar las que se encuentran de baja por otras contingencias, “cifra que la Administración oculta a los representantes de los trabajadores”.

El 18 de enero, últimos datos proporcionados por la Administración Sanitaria de la Comunidad de Madrid, había 1.724 trabajadores del Sermas (Servicio Madrileño de Salud) de baja por Covid, siendo el grupo más numeroso el de los profesionales de enfermería, ha indicado Satse.

La organización sindical ha destacado que “con la misma plantilla, ya que no se producen nuevas contrataciones ni se cubren todas las bajas que se producen, las enfermeras deben ocuparse de nuevos espacios abiertos como gimnasios, salas de espera”, entre otros, “que ya están siendo reconvertidos en salas Covid”.

“A este hecho hay que añadir que, en algunos hospitales se está modificando de forma unilateral los horarios de las enfermeras. En vez de hacer jornadas de 8 horas se les obliga a hacerlas de 12 horas para que puedan detraerse profesionales de Enfermería que son desplazadas a los nuevos espacios que se están planificando y abriendo en algunos hospitales”, ha agregado.

Según Satse, las UCI, que están casi al 140 por ciento de su capacidad inicial, “están al límite”. “Muchos Servicios de Reanimación (REA) se ha transformado en UCI provisionales pero han necesitado un refuerzo en sus plantillas ya que los cuidados que se ofrecen en estos nuevos Servicios no tienen nada que ver con el de una UCI”, ha explicado.

Asimismo, ha manifestado que la situación actual en estos servicios es preocupante, “no tanto por los espacios sino por la falta acuciante de profesionales de enfermería con experiencia en UCI”.

“Las plantillas, a diferencia de los planes de elasticidad que diseñan desde el Gobierno regional para UCI hospitalización y demás servicios del Sermas, no pueden estirarse y pretender que con la misma plantilla se haga mucho más es castigar a unos profesionales que, además, no cuentan con ningún tipo de apoyo por parte del Gobierno regional”, ha indicido.

Por último, Satse ha valorado positivamente que se faciliten hoteles donde las enfermeras puedan descansar pero ha lamentado que se haga “a 40 minutos andando del Hospital Enfermera Isabel Zendal”, y ha agregado que “mejor sería que ese dinero lo dedicasen a recompensar a los más de 80.000 profesionales del Sermas por su esfuerzo por la Covid o a mejorar las retribuciones de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas para incentivar su permanencia en el Sermas y conseguir, de paso, atraer nuevos profesionales en vez de desmotivarles y echarles”.

spot_img
spot_img