Quantcast
miércoles, 6 julio 2022 11:35
spot_img
spot_img

Bromas en Boadilla con multas de 500.000 euros

Los vecinos de Boadilla del Monte están acostumbrados a las travesuras de sus vecinos más pequeños en estas fechas tan señaladas, unas travesuras que también hacían sus padres hace 30 o 40 años.

Algo tan inocente como tocar indiscriminadamente a uno o varios de los botones de los porteros automáticos o de los telefonillos y salir corriendo, para volver a pulsar acabada la carrera.

Una broma que en algunos municipios tiene multa, como en Alzira, Valencia, con 200 euros, o 150 euros en Salamanca. Siempre por el mismo motivo “pulsar indiscriminadamente telefonillos de viviendas con los que no tenía ninguna relación”

Pero en Boadilla del Monte este año parece que algunos jóvenes del municipio están subiendo su grado de delincuencia, llegando a arrancar árboles de los jardines y parques del municipio y colocarlos sobre los vehículos, produciendo desperfectos.

Los hechos ocurrieron este 7 de enero en la zona de Viñas Viejas, cerca de la urbanización Las Lomas, cuando los vecinos que iniciaban su jornada laboral, veían desde sus coches, una imagen difícil de entender. Un árbol arrancado de raíz y puesto sobre un vehículo sin razón aparente.

Esta broma puede acabar en un gran disgusto para los jóvenes y sus familias, la Comunidad de Madrid, que tiene fuertes multas para quien actúe sin licencia contra el arbolado.

La Ley lo califica como infracción muy grave con multas que pueden llegar hasta los 500.000 euros, con la obligación, además, de reparar los daños y perjuicios ocasionados al arbolado, reponiendo las cosas a su estado anterior o incluso replantando o reponiendo arbolado.

spot_img
spot_img