Madrid quiere dar recursos públicos a las mutuas privadas para que hagan test a sus empleados

La Comunidad de Madrid ha solicitado al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que las mutuas privadas puedan realizar test de antígenos a sus empleados asintomáticos a cargo de los recursos públicos de la Consejería de Salud.

Mediante una carta, a la que ha tenido acceso Qué! Madrid, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha instado al ministro José Luis Escrivá a que las mutuas puedan realizar este tipo de test. Además ha explicado que todo “el material necesario se facilitará por parte de la Consejería de Sanidad” de la Comunidad.

El ministerio dispuesto a colaborar

Desde la Comunidad de Madrid matizan que, a pesar de que las mutuas de accidentes de trabajo son asociaciones privadas de empresarios, existen convenios con la Seguridad Social en asuntos como los accidentes laborales.

Es por esto Escudero ha interpelado al ministro Escrivá, ya que esta cartera posee la competencia de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social.

Por su parte, desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, insisten en que hay “total colaboración con las comunidades”, no solo con Madrid; y aclaran que “se está dialogando” para intentar encontrar una fórmula satisfactoria para ambas administraciones, que “puede ser a través de convenio o no”.

Test voluntario pero el Gobierno regional decide

En la carta, Escudero también detalla que “en cuanto al protocolo y criterios de realización, también será la Consejería quien determine la población a la que se le propondrá realizar las pruebas de antígenos de manera voluntaria”.

El Consejero ha matizado que serían las mutuas quienes habilitasen sus instalaciones para realizar las pruebas, y ha concretado que éstas “se llevarán a cabo de una forma similar a las que se vienen realizando en los dispositivos que actualmente están en funcionamiento”.

Por último, la misiva aclara que los test de antígenos estarían orientados únicamente a los trabajadores que no presenten síntomas ostensibles de coronavirus. Además, sentencia, estas pruebas se realizarían “con todas las garantías de seguridad, trazabilidad y confidencialidad de resultados”.