spot_imgspot_img
spot_img

El mantenimiento de las piscinas, esencial para la salud

A estas alturas del verano, decenas de piscinas en Boadilla del Monte han abierto ya sus puertas para que cualquier apasionado de tomar el sol, las actividades de piscina o la natación pueda disfrutar por fin de una de las aficiones más comunes de la mayoría de nuestros vecinos

No obstante, realizar un mantenimiento apropiado de las condiciones de cualquier piscina es clave para evitar que los bañistas sufran problemas de salud. Los profesionales del municipio recuerdan hoy que “reservar un día a la semana para medir y ajustar los químicos de la piscina, cepillarla, limpiarla y mantener su agua es una responsabilidad que los propietarios ni las comunidades de vecinos no deben eludir bajo ningún concepto”.

Y es que no son pocos los problemas de salud que puede sufrir una persona al bañarse en una piscina que no recibe los cuidados oportunos. Picor y rojez en los ojos es una de las afecciones más habituales, que se produce debido a que el nivel de cloro presente en una piscina es demasiado alto.

“Pero recordamos que las bacterias, las algas y los hongos son el peligro protagonista en el mantenimiento de una piscina. Pueden causar enfermedades muy perjudiciales en los bañistas, y las consecuencias para los propietarios que no lleven a cabo las medidas oportunas a fin de evitar la proliferación de estos agentes dañinos hacen que merezca la pena preocuparse del mantenimiento”.

Aunque la mayoría de propietarios de piscinas confían en empresas especializadas para este tipo de labores, aún hay muchas piscinas privadas en las que el mantenimiento es responsabilidad del propietario de la vivienda.

“Aunque por obvias razones es en las piscinas públicas en las que se deben emplear las mayores medidas de protección, es en las piscinas privadas propiedad de particulares en las que existe un mayor peligro”, mantienen los especialistas consultados.

Una empresa especializada en mantenimiento de piscinas suele cobrar entre cien y trescientos euros por cada limpieza, y debido a que estas labores deben realizarse una vez por semana, el coste de mantenimiento en muchas ocasiones va más allá de lo que un particular puede asumir.

Una forma de reducir esta factura, es adquirir todos los productos necesarios para asegurarse de que realizar el mantenimiento de la piscina no sea un problema cuyo coste supere nuestres posibilidades. Y a través de diferentes blogs estudiar tutoriales y consejos de limpieza y mantenimiento destinados a particulares que no saben a ciencia cierta qué deben hacer para mantener las condiciones de su piscina fuera de peligro.