Quantcast
martes, 27 octubre 2020 9:55

Fuenlabrada bajará por octavo año el IBI

Los fuenlabreños disfrutarán de nuevo de un alivio fiscal gracias a la bajada del Impuesto sobre Bienes Inmuebles que el Equipo de Gobierno tiene prevista para el próximo año junto a otras medidas. Esta política, que la llevarán a cabo por octavo año consecutivo, va encaminada a que los vecinos paguen el mínimo legal de este impuesto, objetivo del que están muy cerca.

“En un contexto de crisis sanitaria con importante incidencia sobre la actividad económica, el Ayuntamiento propone una contención e incluso una disminución de la carga fiscal así como medidas concretas cuyo objetivo es ayudar a familias, trabajadores y trabajadoras autónomos, y empresas”, ha explicado el concejal de Hacienda, Francisco Paloma. 

Esta bajada del IBI lleva además aparejada dos beneficios directos para el contribuyente: el fraccionamiento de todos los recibos en 2 o 6 meses y la bonificación del 2% del importe total de los mismos por acogerse a este modelo tributario. Con el fin de ayudar a las familias numerosas, el Consistorio propone un incremento del límite de renta para estas unidades familiares puedan disfrutar de las reducciones del IBI, consiguiendo que sean beneficiarias de esta medida el doble de familias que en el ejercicio presente.

Las empresas también saldrán ganando

Dentro del proyecto de las ordenanzas fiscales también se encuentran beneficios para los empresarios, especialmente para el sector de la hostelería, uno de los más castigados por la pandemia del coronavirus. Como seguimiento a la bajada de un 85% de la tasa de terrazas y veladores en el segundo semestre de este año, el Gobierno ha previsto una reducción del 50% para el 2021 con el objetivo de apoyar al sector y no ahogarle fiscalmente.

Asimismo, las empresas disfrutarán de la bajada, la tercera consecutiva, del Impuesto de Actividades Económicas, así como un 50% de bonificación en el de construcciones, instalaciones y obras que realicen instalaciones de energías verdes, ya sean fotovoltaicas o térmicas, como apuesta por las energías verdes.

“Estas ordenanzas permiten garantizar la financiación adecuada y suficiente de unos servicios públicos municipales de calidad sobre los que descansa nuestro sistema de bienestar y que son clave para la redistribución”, ha añadido el concejal.