Quantcast
jueves, 26 noviembre 2020 2:49

Un 60% de las empresas familiares de Madrid han cambiado su modelo de negocio por el COVID-19

Un 60% de las empresas familiares de la Comunidad de Madrid han realizado algún tipo de cambio o transformación en sus modelos de negocio o en sus líneas de productos y servicios para adaptarse a la crisis derivada de la pandemia, según un estudio realizado por la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM).

Este porcentaje llega hasta el 100% entre las empresas del sector de la hostelería, mientras que alcanza un 55,5% en las empresas del sector industrial. Sin embargo, este esfuerzo de adaptación aún no se ha traducido en una variación del volumen de negocio, en tanto que la mitad de los encuestados declaran que supone menos del 10% de la facturación total.

Por otra parte, nueve de cada diez (concretamente, 89,29%) aseguran que seguirán realizando más cambios en sus organizaciones o lo están estudiando. Los efectos económicos de la pandemia han sido tan importantes que el 80,85% de los encuestados afirma haber experimentado una caída de la demanda que les ha obligado a reducir los niveles de producción.

Estos efectos han sido especialmente acusados en la Hostelería, como subraya el 81,82% de los encuestados del sector, y en la Industria, sonde se eleva al 88,9%.

En cuanto a las medidas adoptadas para hacer frente a esa caída de producción, las empresas han optado por combinar diversas fórmulas para garantizar la continuidad y perdurabilidad de sus negocios, tales como ajustes de sus plantillas mediante ERTE o ERE, a los que han recurrido un 71,05% de los encuestados, o transformación de productos y servicios, recurso empleado por un 50%. Sólo uno de cada diez (concretamente, el 10,53%) se ha visto abocado al cierre de sedes o locales.

Como fórmula para compensar la caída de la demanda, las empresas familiares de Madrid han planteado como una oportunidad la internacionalización; más de la mitad de los encuestados (el 51,06%) asegura que tiene previsto ampliar su negocio fuera de las fronteras nacionales y otro 12,77% se está planteando hacerlo.

Sobre la velocidad en que se superará la crisis, el 40,43% de los empresarios considera que su situación permanecerá igual dentro de un año, en octubre de 2021, mientras que el 31,91% se muestra optimista y prevé que la situación haya mejorado para entonces.

En relación con la respuesta institucional que está recibiendo el tejido productivo para superar la crisis, el 46,81% piensa que no se están llevando medidas eficaces de apoyo a las empresas para ayudar su recuperación y activación económica. Esta percepción escala hasta el 72,73% en el caso de la hostelería y el 44,44% en el de la industria.