Quantcast
viernes, 3 febrero 2023 6:14

Más de 300 personas exigen el cierre de la incineradora de Valdemingómez apoyados por Unidas Podemos

La IV Marcha exige el cierre de la incineradora de Valdemingómez antes de 2025 y en ella  han participado más de 300 personas recorriendo 9 kilómetros. En esta línea, Unidas Podemos continúa alertando sobre “el peligro público” que supone dicha incineradora.

Hace varios meses que se viene alertando de los peligros tóxicos de la incineradora de Valdemingómez. Ahora más de 300 personas han participado en la IV Marcha para apoyar las advertencias que vienen haciendo desde hace semanas Unidas Podemos. La coportavoz de la formación en la Asamblea de Madrid y candidata a la Presidencia regional, Alejandra Jacinto, señala directamente al alcalde de Madrid y a la presidenta de la Comunidad, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, por haber cometido una “negligencia institucional”.

Jacinto ha estado presente en la IV Marcha, cuyo objetivo se trata de exigir el cierre de la incineradora de Valdemingómez antes de 2025. Ecologistas en Acción de Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) además de los propios vecinos del municipio, han recorrido un total de nueve kilómetros. Con esto pretenden llamar la atención de Almeida y Ayuso para que procedan al cierre de las instalaciones.

En esta línea, hay que tener en cuenta que la protesta se ha producido tras la publicación de una nueva investigación europea que revela los altos índices de contaminación en huevos y plantas del entorno de la incineradora. De hecho, los resultados obtenidos esta vez coinciden con los datos del 2021, por lo que la situación en 2022 “se mantiene con resultados similares, tanto en los huevos de gallina como en las muestras vegetales”.

JACINTO SOBRE EL CIERRE: “ESTÁN DISPUESTOS A QUE LOS VECINOS SE SIGAN ENVENENANDO”

Alejandra Jacinto, coportavoz de Unidas Podemos, ha estado presente en la cuarta marcha con el objetivo de “comprometerse con el cierre”. Incluso ha especificado a la prensa que tanto Ayuso como Almeida “parece que están dispuestos a que los vecinos se sigan envenenando” solo por mantenerla abierta. Asimismo, ha insistido en que en octubre ya fueron a la Fiscalía provincial para pedir una investigación preguntándose “cómo es posible que a día de hoy haya sacas de cenizas tóxicas que están respirando de forma directa los vecinos”.

En la misma línea, Jacinto ha querido remarcar sobre la incineradora de Valdemingómez que, desde su partido, seguirán actuando por todas las vías posibles, incluida la judicial, hasta que se consiga el cierre de las instalaciones “tóxicas”. Por su parte, el candidato a la Alcaldía de Madrid por Podemos, Roberto Sotomayor, ha recalcado en que es la incineradora que más contamina de toda Europa y que el aire que respiran los vecinos es “aire envenenado”. De igual manera ha responsabilizado a Almeida y Ayuso de “mirar para otro lado” sin cumplir con los planes estratégicos ni los de cierre, así como, se ha comprometido a cerrar la incineradora en caso de llegar al gobierno municipal.

UNA DENUNCIA QUE CONTINÚA SIN RESPUESTAS

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción y el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) han sido las convocantes de la caminata de nueve kilómetros que ha ido desde la estación de Metro La Gavia hasta la parcela que aloja la polémica infraestructura.

“A pesar de su antigüedad y dudosa eficiencia, la incineradora de Valdemingómez continúa hoy a pleno rendimiento, emitiendo a diario sus gases tóxicos, dioxinas y furanos que contaminan el medio ambiente y ensucian los pulmones de las vecindades de su entorno”, han criticado los promotores de la marcha. También han lamentado que el Ayuntamiento de Madrid “siga empeñado en perpetuar este guión, desoyendo las demandas de la sociedad civil e ignorando el compromiso adquirido por el anterior equipo de Gobierno de cerrar la instalación en 2025 tras un plan de reducción progresiva de su actividad”.

De hecho, en virtud de ese plan, que se encuentra en la Estrategia de Residuos aprobada en el mandato de Manuela Carmena, en 2022 la incineradora debería de haber reducido a la mitad el volumen de residuos que quema. “No se ha hecho nada en este sentido”, han apuntado. Mientras Unidas Podemos se posiciona en contra de la incineradora de Valdemingómez, estas instalaciones continúan emitiendo gases tóxicos a la vista del alcalde de Madrid y la presidenta de la región que, por el momento, han decidido no pronunciarse.