Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 10:32

Rita Maestre presume en la web del Ayuntamiento de haber trabajado un mes al año

Apenas unos meses quedan para que los ciudadanos de Madrid acudan de nuevo a las urnas para escoger a sus representantes dentro de la Comunidad de Madrid, así como en los 179 ayuntamientos que componen la región madrileña. Un momento en el que candidatos como Rita Maestre no dudan en sacar sus “galones” para conquistar el voto de los madrileños. Un contexto en el que la candidata de Más Madrid al Ayuntamiento capitalino parece querer “sacar pecho” de ser parte del “proletariado madrileño”, a pesar de cobrar cerca de 80.000 euros al año, y de una carrera profesional en el sector privado que parece brillar por su escasez.

2023 ha comenzado siendo un verdadero desafío para los políticos españoles. Y es que, presumiblemente a final de año, los españoles decidirán quién se convertirá en el nuevo presidente del Gobierno nacional. Una cita con las urnas que estará precedida por las elecciones municipales y autonómicas en gran parte de la geografía española, incluida Madrid, donde los ciudadanos de la capital escogerán la presidencia de la región madrileña, así como a los alcaldes de los 179 municipios que componen la Comunidad de Madrid.

Una cita ante la que Rita Maestre, como candidata de Más Madrid al Ayuntamiento capitalino, no ha dudado en recuperar uno de los principales discursos de la izquierda: la defensa de las economías más modestas de la capital, frente a los abusos de los “millonarios”, esta vez, representados en los bancos.

“Banqueros millonarios al mismo tiempo que el 21% de los españoles no llegan a final de mes. No es solo injusto, es un desastre para la prosperidad económica” señalaba la candidata de Más Madrid en sus redes sociales.

Palabras de Rita Maestre que sirven como critica en base al sueldo que puedan cobrar los integrantes de los bancos millonarios a los que se refiere la candidata de Más Madrid, pero que parecen guardar silencio sobre el propio salario que cobra la política dentro del Ayuntamiento de Madrid, y que pone en evidencia la aparente falta de fondo en las palabras de Maestre.

Así pues, mientras Rita Maestre no duda en buscar formar parte de las críticas del “proletariado” que no llega a final de mes, especialmente con el alto coste de vida en Madrid, la política puede disfrutar de una relativa tranquilidad económica, con un sueldo público que roza los 80.000 euros anuales. En concreto, 76.358,52 euros fueron los percibidos por la líder de Más Madrid en 2021, según las cifras oficiales presentadas por el Consistorio madrileño, en el que Maestre tiene un régimen de dedicación parcial del 75%.

RITA MAESTRE PRESUME DE PASADO LABORAL

Sin embargo, este discurso a favor de defender las economías madrileñas menos pudientes, en comparación con su sueldo dentro del Ayuntamiento de Madrid, no ha sido lo único de lo que parece presumir la candidata de Más Madrid al consistorio capitalino. Y es que Rita Maestre también parece estar muy satisfecha con su pasado como trabajadora en el sector privado. Un pasado que, sin embargo, parece brillar con fuerza propia por la falta de continuidad en los trabajos de los que presume Maestre.

“Trabajo de dependienta en El Corte Inglés se realizó entre diciembre de 2006 y enero de 2007, diciembre de 2007 y enero de 2008 y junio de 2008. -El trabajo de encuestadora para Metro de Madrid se realizó durante dos meses en 2007. – El trabajo de Ceps se realizó entre junio y septiembre de 2012 y entre enero y junio de 2013” detalla Rita Maestre desde la web del Ayuntamiento de Madrid. Trabajos que muestran que gran parte del pasado de la candidata está relacionado aparentemente con contratos temporales de verano o en especiales de Navidad.

Algo que parece confirmarse con otros trabajos presentados por Maestre: “Además de estos trabajo he realizado otros como: animadora de parque infantil en un centro comercial (julio-agosto de 2014), colaboradora en la I y II encuesta sobre religiosidad y convivencia de la Fundación General de la Complutense (octubre 2011 y noviembre 2012) y varias traducciones durante el año 2010 para la Università di Bologna” señala.

Empleos que, sin duda, parecen haber concedido a Maestre la capacidad para hablar de las necesidades del “proletariado” en la ciudad de Madrid. Eso sí, mientras ella sigue disfrutando de un salario de cerca de 80.000 euros brutos al año al alcance de muy pocos de las personas a las que dice defender en el Ayuntamiento de Madrid.