Quantcast
martes, 7 febrero 2023 14:03

Vaginas Libres, entender qué es la menstruación libre

Durante muchos años, la menstruación ha sido considerada un tema tabú que genera cierto prejuicio e incluso rechazo en algunas personas. Sin embargo, progresivamente, todo esto ha ido cambiando y nuevos conocimientos van dando más luz sobre el tema, eliminando los mitos y acabando con el desconocimiento. Un ejemplo de ello es la nueva guía Vaginas Libres, obra de Leticia, una española que desde el 2014 practica el sangrado libre, y que desde entonces promueve una menstruación proactiva, controlada y sin ataduras a productos o a prejuicios. La siguiente es una entrevista realizada a la autora en la que habla un poco más acerca de esta guía.

¿En qué consiste la guía Vaginas Libres?

Vaginas Libres es una guía práctica para conseguir una menstruación libre. En concreto, trata sobre el sangrado libre. Se podría definir como la práctica cultural de permitir el libre flujo de la sangre sin utilizar ningún producto de recolección, absorción o contención. Véase tampones, compresas, bragas menstruales, copas, etc.

¿Qué es exactamente una menstruación libre?

Fundamentalmente, se trata de una menstruación informada, consciente y experimentada. Tener la información de lo que es capaz nuestro cuerpo, útero, cérvix, vagina. Ser consciente de los procesos que se dan durante la menstruación. Y experimentarla por trabajar con ella proactivamente.

A día de hoy, aproximadamente el 95 % de las mujeres menstrúan pasivamente, es decir, dejan que su sangre caiga por sí sola sobre algún producto menstrual (tampón, copa, compresa, braga menstrual, etc.). Sin embargo, nuestro cuerpo está diseñado para controlar el flujo de sangre. 

¿Qué se enseña en la guía?

La guía despierta aquellas sensaciones que todas tenemos en el útero, en el cérvix y en la vagina para poder controlar la sangre y descargarla en el lugar elegido. A través de 10 retos menstruales, actividades y ejercicios que nos ayudan sutilmente a desempolvar aquellas alertas que todas tenemos pero que quizá todavía no nos hemos parado a escuchar.

¿Te apoyas en algún método científico o principio fisiológico?

Me baso en principios anatómicos y fisiológicos, por desgracia científicos todavía no porque no se han hecho los estudios pertinentes.

Si tomamos un cuerpo de una mujer adulta sana y nos fijamos en la disposición de los órganos de la cavidad pélvica, veremos como todos ellos están en contacto. La vejiga, el útero y vagina, así como el recto y el intestino. Es importante verlo como un todo, interconectado, enlazado. 

El útero, cuando comienza a menstruar, alcanza su mayor volumen, ganándole espacio a los demás órganos. Además, las contracciones uterinas no solo estimulan el útero, sino también la vejiga, el recto y, por supuesto, el intestino. Esto nos provoca una mayor necesidad de acudir al baño.

Podríamos decir entonces que estamos diseñadas para acudir con mayor frecuencia al baño en los días de menstruación.

Estas contracciones mencionadas provocan el desprendimiento del endometrio, que cae progresivamente acumulándose sobre el cuello del útero. Una vez hay demasiado peso, cúmulo de endometrio, sobre el cuello del útero, pasa a través del cérvix. Y aquí existe la falsa creencia de que la sangre cae como una cascada por la vagina, pero en realidad, encuentra unos sacos alrededor del cérvix que pueden llegar a contener hasta 7 ml de sangre dependiendo de cada cuerpo. Se trataría de la mitad de una copa menstrual. 

Una vez estos sacos alcanzan la mayor cantidad acumulable, la sangre cae por las paredes de la vagina. La vagina cuenta con una serie de anillos que retrasan la caída de la sangre hasta llegar a la vulva.

Podríamos decir que estamos diseñadas para retrasar la caída de sangre, gracias a los sacos cervicales y los anillos vaginales.

Todos y cada uno de estos procesos vienen con una serie de sensaciones, alertas que podemos escuchar para elegir dónde descargar nuestra sangre.

¿Qué se espera lograr con la lectura de esta guía?

No es solo una lectura, es un trabajo individual de conexión con la menstruación y el ciclo completo, para alcanzar un control completo del flujo de sangrado. Para así poder utilizar los productos menstruales como una opción y no como una necesidad. Desde la flexibilidad y respeto a una misma.

¿Cómo nace la idea de crear esta guía para mujeres?

Nace de la necesidad de una educación menstrual completa. Tras muchos años de conversaciones con personas de todos los lugares del mundo, me di cuenta que hacía falta una herramienta que guiase y acompáñase a aquellas mujeres y personas menstruantes que quisieran alcanzar la libertad menstrual, pero que no supieran cómo empezar.

¿Hubo temor al tomar la decisión de escribirla considerando el hecho de que aún la menstruación puede ser un tema tabú para la sociedad e incluso para algunas mujeres?

Una de las razones que me impulsó a escribirlo fue precisamente esta, acabar con el tabú y la mitología menstrual. Temor, ninguno. He trabajado con mujeres jubiladas, abuelas que ya no menstrúan desde hace décadas y pude ver cómo el cambio fue impulsado gracias a ellas. Recibieron una educación menstrual y sexual plagada de tabúes, secretismo y mitos, y sobre todo mucho silencio. Pero pasaron a sus hijas cambios, información, apertura, obviamente no fue lo que tenemos hoy, porque para cambiar una sociedad hace falta más de una generación.

¿Crees posible que un día la menstruación libre sea una realidad para todas las mujeres?

El sangrado libre es para todas porque se basa fundamentalmente en menstruar proactivamente. Tenemos que tener en cuenta que existen una serie de patologías como la endometriosis, adenomiosis, miomas, etc., que vienen acompañadas de sangrados muy abundantes. En estos casos, el sangrado libre también se puede practicar, pero solo en los días de sangrado medio y escaso, ya que los días de sangrados muy abundantes hace falta una herramienta que apoye y recoja las cantidades de sangre descargadas.

Así que sí, veo un mundo en el que la sociedad viva informada sobre todos los procesos menstruales y sexuales para poder elegir libertad y flexibilidad menstrual.

Tras esta entrevista, queda claro que se trata de una guía que representará para muchas mujeres el impulso definitivo para que finalmente puedan vivir una menstruación en libertad, no solo al poder prescindir de productos menstruales a voluntad, sino también al sanar su mente de miedos y prejuicios respecto a la menstruación. La guía Vaginas Libres se encuentra ya disponible a través de su web, junto a otros productos igualmente interesantes a los que vale la pena echar un vistazo. 

Vaginas Libres, entender qué es la menstruación libre Vaginas Libres entender que es la menstruacion libre