Quantcast
martes, 7 febrero 2023 9:31

Cómo practicar deporte con frecuencia puede ayudar a prevenir el cáncer

El ejercicio físico y la práctica de disciplinas deportivas aportan una serie de beneficios importantes para prevenir diferentes problemas de salud. El hecho de estimular y mantener el cuerpo en movimiento puede ayudar a las personas a combatir afecciones mediante una perspectiva mucho más dinámica y enérgica.

Desde Muévete conmigo destacan que el entrenamiento personal puede brindar la posibilidad de prevenir con más fuerza enfermedades severas como el cáncer. El equipo de profesionales, que tiene como principal representante al entrenador Nacho Alonso, elabora planes personalizados que permiten alcanzar una mejor calidad de vida, elemento clave para el bienestar del organismo.

El deporte como herramienta para prevenir el cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más mortales en todo el mundo y, hasta el momento, no tiene cura. En la actualidad, se estudian alternativas que permiten reducir la posibilidad de contraerlo, siendo el deporte una de las más naturales.

Adquirir el hábito de realizar deportes puede actuar como un agente preventivo en el desarrollo del cáncer, porque a través del ejercicio físico se combate el sobrepeso y la fatiga, factores que suelen generar descompensaciones hormonales, las cuales aumentan el riesgo de desarrollar tipos de cáncer vinculados a la insulina y el crecimiento. Las actividades deportivas producen hormonas que benefician el funcionamiento del cuerpo humano, siendo las catecolaminas y el cortisol las más importantes, ya que liberan linfocitos citolíticos naturales y otras células del sistema inmunitario que ayudan a luchar contra el cáncer.

El entrenamiento personal de Muévete conmigo tienen la capacidad de fortalecer el cuerpo para combatir enfermedades como el cáncer mediante planes que se adaptan a las necesidades del cliente.

Los planes deportivos de Muévete conmigo ayudan a mejorar patologías y a combatir el sedentarismo

Son cada vez más las instituciones oficiales de salud que recomiendan salir del sedentarismo para llevar una vida más activa. El Instituto Americano para Investigación del Cáncer es una de ellas, y recomienda realizar al menos 150 minutos semanales de ejercicios físicos.

Entre las disciplinas que se pueden practicar se encuentran pilates, natación, yoga, clases de baile o una simple caminata al aire libre. La decisión varía en función de la edad, los tiempos y el gusto personal de cada uno.

Ante cada iniciativa, es de vital importancia recibir acompañamiento de profesionales que puedan orientar a la persona en el desarrollo de la actividad. Este es el principal objetivo que se proponen desde Muévete conmigo, quienes garantizan sesiones supervisadas por entrenadores titulados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Los programas deportivos que brindan los instructores deportivos ayudan a mejorar patologías y a mantener una vida saludable. La dificultad baja de los planes genera un mayor acercamiento y mayor motivación en sus clientes.

Uno de los principales desafíos del presente en materia de salud es establecer mecanismos para combatir el sedentarismo, un problema que afecta tanto a jóvenes como a adultos. La salida es el deporte, un regulador físico y emocional que permite reducir las posibilidades de contraer cáncer.

Cómo practicar deporte con frecuencia puede ayudar a prevenir el cáncer Como practicar deporte con frecuencia puede ayudar a prevenir el