Quantcast
viernes, 3 febrero 2023 7:28

Construcciones Gero lleva a cabo el aislamiento térmico y acústico de un inmueble

Las construcciones o reformas modernas deben atender nuevas necesidades. Un ejemplo de ello es el aislamiento térmico y acústico para mantener la temperatura de forma estable y evitar el ruido molesto del exterior. A través de la instalación de materiales específicos, los expertos son capaces de minimizar el impacto que tiene el clima y las vibraciones sonoras del exterior en el hogar. Dicha evaluación y obra debe realizarse por empresas como Construcciones Gero, un equipo cualificado para adaptar cualquier vivienda a este modelo.

Beneficios del aislamiento térmico y acústico

Entre los beneficios más importantes que ofrece el aislamiento térmico se encuentran la eficiencia energética y la creación de un ambiente más agradable. En España, se estima que el 10 % de los hogares sufre de pobreza energética. En este sentido, el aislamiento térmico permite tener un ambiente equilibrado y fresco. Además, evita el uso del aire acondicionado y la calefacción, por lo que rebaja la factura energética más del 50 %. Del mismo modo, contribuye con el cuidado del medioambiente, al reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Por su parte, el ruido de la ciudad es una de las causas más comunes de la disminución de la eficiencia en trabajadores y estudiantes. Asimismo, puede aumentar el nivel de estrés en las personas. Por estos motivos, el aislamiento acústico puede generar mayor tranquilidad y concentración en las estancias, ya que reduce o elimina por completo la contaminación sonora del exterior.

¿Qué se necesita para realizar el aislamiento de un inmueble?

Los expertos aclaran que un punto crucial en este tipo de obras es la selección del material. Para ello, existen diversas opciones aislantes que se pueden instalar dependiendo de la necesidad del inmueble, estos materiales no representan ningún peligro toxico para la habitabilidad.

En el mercado, los aislantes suelen dividirse en materias fibrosas o cerámicas. En la primera clasificación se incluyen compuestos de fibras de vidrio, lana de roca, lana de vidrio o fibras de carbono. Estas alternativas impiden la transferencia de calor y de vibraciones acústicas. Además, son flexibles. Gracias a esta cualidad, se pueden adaptar a diversas zonas de la vivienda.

Los materiales de aislamiento térmico de origen cerámico son compuestos de silicatos y aluminosilicatos. Por esta razón, tienden a ser más rígidos y se instalan en lugares específicos. Sin embargo, su alta resistencia a la conductividad térmica los hace un aislante eficiente.

Para asegurar una correcta elección de material y una obra de calidad se requiere de expertos. En este sentido, Construcciones Gero cuenta con más de 20 años de experiencia en el área de la construcción. La empresa ofrece su servicio de aislamiento térmico y acústico para edificios, viviendas, oficinas y otros espacios cerrados.

Este tipo de rehabilitación en las estructuras puede amortizarse en un tiempo de 3 a 5 años. Asimismo, a largo plazo, es posible ahorrar de 8 a 9 veces el coste total del aislamiento.

Construcciones Gero lleva a cabo el aislamiento térmico y acústico de un inmueble Construcciones Gero lleva a cabo el aislamiento termico y acustico