Quantcast
domingo, 29 enero 2023 22:57

Las campanadas del Reloj de la Puerta del Sol cumple 157 años

El verdadero protagonista durante las fechas navideñas, es sin duda, el Reloj de la Puerta del Sol, encargado de dar las campanadas, y la entrada del nuevo año. Cumple, nada más y nada menos, que 157 años, a escasos días de dar la bienvenida al nuevo año, 2023.

Una bienvenida de año, más diferente que en años anteriores, por la retirada de las restricciones y por las obras de la plaza, que algunos califican de “chapuza”. Las mimas que prometieron ser acabadas por Navidad, pero la realidad es que en mitad de las navidades, todavía no han sido terminadas. Por otro lado, el ayuntamiento de Madrid, ha desplegado un dispositivo especial para las ‘preuvas‘, así como, para las campanadas, los días 30 y 31 de diciembre.

EL CUMPLEAÑOS DEL RELOJ

El reloj más famoso de la Comunidad de Madrid, cumple 157 años, una obra realizada por José Rodríguez Losada. Desde su montaje, fueron tres años lo que tardaron en que funcionase, y se inaugurase el 19 de noviembre de 1866, por la Reina Isabel II con motivo de su cumpleaños, de ahí que la campana lleve su dedicatoria.

Seguramente, el reloj, que más momentos importantes de la capital ha vivido, ha sido testigo de acontecimientos como, la proclamación de la República, la Guerra Civil, así como, bombardeos, aunque siempre ha salido ileso y ha seguido funcionando. Actualmente, se ubica en la Real Casa de Correos, que es la sede actual de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Es el máximo protagonista una vez año en la noche del 31 de diciembre por las campanadas, que marcan el inicio del año, después de, comer las doce uvas. El encargado de esta acción, año tras año, es Jesús López-Terradas. Por otro lado, miles de personas son las que disfrutan de esta noche en la plaza de la Puerta del Sol, este año, la comodidad para celebrarlo, será mucho más complicada por las obras que están sin acabar.

SIGUEN LAS OBRAS DE LA PUERTA DEL SOL

Como cada año, se reúnen en la Puerta del Sol miles de personas para celebrar la llegada del nuevo año. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid, ha aumentado a 7.500 el número de personas, que podrán celebrar de comerse las míticas doce uvas, se vivirá unan nochevieja muy diferente a la del año pasado, ya que por la pandemia, había un aforo mucho más limitado, y esta vez, no habrá que mantener la distancia de seguridad.

Se ha determinado este aforo con un “cálculo prudente” del espacio que queda libre en la misma plaza debido a las obras de remodelación, estas se encuentran paralizadas hasta después de Reyes para que todos madrileños y la gente que viene de otras Comunidades Autónomas, pudieran pasear por la Puerta del Sol durante las fechas navideñas.

Y es que, muchas han sido las quejas por parte de la gente por las redes sociales, por no estar acabadas las obras de la plaza de la Puerta del Sol. “Las obras empezaron en marzo y no han sido capaz de terminarlas para acoger con normalidad a las personas” critica un usuario de Twitter.

Los días 30 y 31 de diciembre, tanto en las ‘preuvas’, como en las campanadas, se producirá el desalojo de la zona, para que a las 21:00 de la noche, entren las 7.500 personas, pero de una manera controlada.

Además, la Policía Municipal contará con 250 agentes, que se encargarán de vigilar el aforo y de que nadie entre a la Puerta del Sol con objetos peligrosos, también participaran el SAMUR-Protección Civil con 48 efectivos, los bomberos, el personal del Servicio de Limpieza y la Policía Nacional.