Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 11:20

Un arma eficaz contra la alopecia androgenética, la mesoterapia capilar con antiandrógenos

Según los expertos, este tipo de alopecia hereditaria afecta cada vez más a hombres y mujeres jóvenes, en torno a los 20 años.

La mesoterapia capilar con antiandrógenos como la Dutasteride es uno de los tratamientos más innovadores y eficaces para frenar la caída y estimular el crecimiento de cabello nuevo.

La alopecia androgenética (comúnmente conocida como calvicie común) afecta en la actualidad al 50 % de los hombres mayores de 40 años (uno de cada dos) y al 95 % de los mayores de 70. Los expertos aseguran que este patrón parece estar cambiando en los últimos años y que el rango de edad de quienes sufren este tipo de alopecia empieza a ser cada vez más bajo y no únicamente masculino, ya que también se da en mujeres jóvenes. Esto preocupa a los profesionales, ya que cuanto antes aparece el problema, más severo suele ser y mayores efectos provoca. 

Como afirma Susana Pozo, responsable de Atención al Paciente de la clínica Capilárea en Madrid: “Estamos tratando a pacientes cada vez más jóvenes, hombres y mujeres, con este tipo de alopecia, y que tienen en torno a los 20 años. En estos casos hay que actuar pronto, ya que en este perfil más joven la caída suele ser más rápida e intensa y puede afectar a áreas más extensas del cuero cabelludo. Empezar a tratarlo en sus primeras fases es esencial para estabilizar la caída y evitar que la alopecia avance”.

Una alopecia hereditaria, casi siempre

La alopecia androgenética debe su nombre a los andrógenos, las hormonas masculinas que actúan sobre los folículos pilosos, debilitándolos y miniaturalizándolos de tal forma que terminan con su capacidad de producir más pelo. La testosterona se une a una enzima y forma la conocida como DHT (DIHIDROTESTOSRENA), la potente arma que ataca y daña a los folículos del cuero cabelludo provocando la caída del cabello.

Aunque existen enfermedades que, al provocar un exceso de hormonas masculinas, pueden dar lugar a una alopecia androgenética como uno de sus síntomas (el Síndrome del Ovario Poliquístico, por ejemplo), los especialistas capilares aseguran que el 95 % de los casos diagnosticados como alopecia androgenética (masculina o femenina) tienen su origen en una herencia genética (del padre o de la madre). Pero la enfermedad no se manifiesta igual en ambos sexos. Soledad Gómez, tricóloga en Capilárea, explica en qué consisten estas diferencias: “En el caso de los hombres, la alopecia androgenética suele afectar a la parte alta de la cabeza, lo que conocemos como coronilla, y también a la parte frontal (entradas). Por el contrario, en las mujeres se manifiesta en la zona superior de la cabeza, provocando una perdida difusa del cabello, lo que también influye en el volumen y la densidad del cabello. En la mujer se mantiene la primera línea del pelo, no hay entradas como ocurre con la alopecia androgenética masculina. No se trata en ambos casos de una caída brusca del cabello, sino que lo que se da es una pérdida gradual”.

Antiandrógenos, el arma más eficaz

Existen varios tratamientos que han probado su eficacia a la hora de estabilizar la caída del pelo en un caso de alopecia androgenética. Uno de los más innovadores y que muestra una mayor eficacia es la mesoterapia capilar con antiandrógenos. 

“Este tratamiento consiste en aplicar en el cuero cabelludo del paciente una mesoterapia con microinyecciones de fármacos con acción antiandrógena, capaces de prevenir e inhibir los efectos de un exceso de andrógenos en los folículos pilosos. Uno de los antiandrógenos más potentes y que más eficacia está mostrando a la hora de tratar la alopecia androgenética es la Dutasteride. Su función es inhibir la enzima 5-alfa reductasa, encargada de transformar la testosterona en DHT(dihidrotestosterona), que altera el ciclo de los folículos pilosos y provoca la pérdida del cabello. Es un tratamiento que se realiza directamente en la clínica y que solo precisa de anestesia local para aquellos pacientes con un cuero cabelludo más sensible”.

Además, este tratamiento permite combinarlo con otras terapias de bioestimulación capilar para conseguir mejores y más rápidos resultados. “Funciona muy bien junto a tratamientos como el plasma rico en plaquetas, cuya función se centra en reactivar el crecimiento del cabello. De esta forma, tendremos una terapia más completa, que, por un lado, ayuda a frenar la acción de los andrógenos sobre los folículos pilosos deteniendo la caída, y por otro reactiva el crecimiento del pelo al mismo tiempo que mejora su calidad y grosor”, asegura Soledad Gómez.

Detectarla a tiempo es la clave

Como aseguran los especialistas de Capilárea, la alopecia androgenética es una patología controlable, es decir, que se puede controlar su desarrollo si se detecta en sus primeras fases, con un alto porcentaje de éxito de los tratamientos. Por el contrario, ante una alopecia androgenética muy avanzada, en la que el folículo piloso se ha destruido, la única solución será un injerto capilar (o bien optar por otras soluciones alternativas como prótesis o sistemas de integración capilar).

“No existe un tratamiento genérico para la alopecia androgenética que funcione igual ni que muestre los mismos resultados en todos los casos. Por ello, el primer paso es realizar un análisis exhaustivo del cabello para llegar a un diagnóstico concreto. Además, a la hora de diseñar el tratamiento, hay que tener en cuenta las necesidades y circunstancias de cada paciente. No todos los fármacos y tratamientos son aptos para todo el mundo, pueden darse casos de incompatibilidades con otros fármacos (existiendo otro tipo de medicamentos que pueden resultar igualmente efectivos), otras patologías previas, etc. Para que un tratamiento de alopecia tenga éxito ha de estar cien por cien personalizado, porque cada caso y cada paciente son únicos”.

Sobre Capilárea

Clínica capilar en Madrid acreditada y especializada en soluciones y tratamientos médico-estéticos contra a alopecia y la caída del cabello. Su equipo está formado por profesionales y especialistas del sector capilar, con más de 30 años de experiencia en sus diferentes campos: Dermatología, Cirugía, Tricología, Endocrinología.

Un diagnóstico claro y honesto, los últimos avances en tecnología capilar y la firme convicción de ofrecer al paciente un asesoramiento y seguimiento cien por cien personalizado son las tres claves en las que los profesionales de Capilárea basan su trabajo, con el fin de encontrar juntos la mejor solución para los problemas de alopecia y caída del cabello.

Desde tratamientos capilares preventivos para mujeres y hombres (Unidad de Láser Capilar y Bioestimulación a través de diversas técnicas como capilaxis, biodermia, plasma sanguíneo rico en plaquetas y mesoterapias combinadas) hasta soluciones definitivas con cirugía (injerto capilar) o sin cirugía (sistemas de integración capilar, pelucas estéticas y Unidad de Oncología).

En su objetivo por seguir creciendo y haciendo cada vez más accesibles sus servicios a sus pacientes, Capilárea acaba de abrir su segunda clínica capilar en Madrid, en la Calle Princesa, 61 (semiesquina Marqués de Urquijo). Un nuevo centro que cuenta con un gran equipo de profesionales, especializados en tricología y salud capilar, y con unas instalaciones que ofrecen el máximo confort y la más avanzada tecnología y equipamiento a sus pacientes.

Honesta, profesional y comprometida con la salud y la autoestima de sus pacientes. Capilárea, la clínica del pelo.

Un arma eficaz contra la alopecia androgenética, la mesoterapia capilar con antiandrógenos Un arma eficaz contra la alopecia androgenetica la mesoterapia capilar