Quantcast
domingo, 5 febrero 2023 23:00

La unión de IU y Podemos para municipales y autonómicas cambia las opciones de la izquierda en Cibeles

Unidas Podemos a veces parece ejercer justo lo opuesto de su nombre. Aunque son una realidad en política nacional, la desunión de la izquierda fue una de las claves para la sorpresiva derrota de Manuela Carmena en la municipales de 2019. Ahora ambos partidos políticos han conformado un preacuerdo para presentarse conjuntamente a las próximas elecciones que tendrán lugar en mayo, tanto a la Comunidad como al Ayuntamiento de Madrid. Esto cambia levemente las perspectivas electorales sobre todo en el Plano del Ayuntamiento y puede ser clave en el caso de que la victoria de Almeida sea más ajustada de lo previsto.

En 2019 Carlos Sánchez Mato, concejal de Carmena decidió presentarse por su cuenta. Más Madrid dejó de contar en 19 concejales y ya nunca dio la suma para reeditar el gobierno de la izquierda en la ciudad de Madrid. El mapa de las candidaturas es muy diferente para la convocatoria de mayo del 2023. Rita Maestre, aun con el partido escindido por la desafección de diputados carmenistas (el polémico grupo mixto llamado Recupera Madrid) parece la opción mayoritaria de la izquierda. En segundo plano aparece la aún ministra socialista Reyes Maroto. En el caso que Podemos e IU consigan entrar en el Salón de Plenos, con tres o cuatro concejales, las sumas del centro derecha pueden ser más ajustadas de lo previsto en los sondeos.

Para formar parte del Pleno de Cibeles hay que lograr un mínimo del 5% de los votos, lo que equivale a esos tres o cuatro concejales, según ajuste la Ley D’Hont. La irrupción de Podemos con Izquierda Unida, que podría tener opciones de llegar a ese 5% y las dudas sobre la decisión de Begoña Villacís ponen más emoción en la carrera electoral madrileña. Todos los sondeos vaticinan una victoria sonada y amplia del alcalde Almeida. Lo que sucede es que en un espacio que se ha atomizado en los últimos ocho años, deberá seguramente pactar con Vox. De a dónde vayan los actuales 11 concejales de ciudadanos (algunos sondeos creen que Villacís estará en una horquilla de entre tres y cinco) y si todos suman para el alcalde Almeida, estará casi una mayoría absoluta o se abrirán opciones a otras sumas.

Lo que parece claro es que una opción avalada por la cúpula de Podemos (Iglesias, Montero, Garzón) tiene opciones reales de entrar en Cibeles. Si no lo hace serán votos perdidos para la extrema izquierda. Si cuenta además con el hoy dudoso apoyo de la vicepresidenta Yolanda Díaz, suben las opciones.

En las próximas semanas se verá ratificado el preacuerdo que Unidas Podemos e Izquierda Unida han cerrado para presentarse a las elecciones conjuntamente. Unidas Podemos designó como candidata a la Comunidad a Alejandra Jacinto, actual portavoz adjunta del grupo parlamentario, y al Ayuntamiento a Roberto Sotomayor. Según han comunicado las dos formaciones en un comunicado conjunto, se trata de un preacuerdo que tendrá que ser ratificado por las bases de las dos formaciones antes de que termine el mes.

LA REFORMA FISCAL, EN SU PROGRAMA

Entre otras cuestiones del acuerdo entre Iu y Podemos, se ha puesto de manifiesto las líneas generales sobre las que se sientan las bases del futuro programa electoral. Destacan en el comunicado, una reforma fiscal “justa que acabe con los regalos fiscales a los ultrarricos para financiar los servicios públicos” y dejar de ser “un paraíso fiscal” para las grandes fortunas. Desde ambas formaciones buscan para los madrileños convertir la capital en una región más “justa para la mayoría social” y llevarse la victoria en las próximas elecciones. También se ha tenido en cuenta la garantía del derecho a la vivienda, proponiendo regular los precios de los alquileres.

Incluso, se impulsará “un auténtico parque público de vivienda”. Esto se traduce, según Unidas Podemos e IU, en el encarecimiento de la vida abaratando el abono de transporte, utilizando la transición ecológica y el empleo de garantizar. En un principio parece ser que lo que buscan ambas formaciones es “blindar y garantizar los servicios públicos esenciales como la sanidad, la educación, el transporte, las políticas sociales y la cultura”. Para ello, se unen para presentarse a las próximas elecciones y tener oportunidades de ponerse al mando de la capital.

LA UNIÓN PARA QUE “EL CAMBIO LLEGUE A MADRID”.

Según el coordinador de Podemos en la Comunidad de Madrid, Jesús Santos, ha explicado que este preacuerdo entre ambas formaciones nace “con una vocación de gobierno”. De hecho, ha afirmado que el motivo por el que han unido sus fuerzas es para que “el cambio llegue a la Comunidad de Madrid”, además de para conseguir ganar las elecciones. Para el coordinador de IU Madrid, Álvaro Aguilera, Izquierda Unida y Podemos han logrado un preacuerdo en Madrid para “garantizar la voz de la clase trabajadora en las instituciones”.

Aguilera confía en la ratificación del preacuerdo para poner en marcha su programa y comenzar a “conquistar” el futuro de la Comunidad de Madrid. Ante esta situación, ambas formaciones han aprovechado las movilizaciones por la sanidad pública para elevar su campaña de cara las elecciones y clamar la defensa de los derechos de los madrileños. “Las organizaciones políticas tenemos que estar a la altura y eso explica esta confluencia por la que estamos apostando”, ha expresado Álvaro Aguilera.

Por su parte, la portavoz de IU Madrid, Carolina Cordero, ha asegurado que este acuerdo pre-elecciones pretende ser “la punta de lanza de una candidatura que defienda la dignidad de las trabajadoras y trabajadores madrileños”. Su objetivo es revertir la desigualdad y el desequilibrio territorial, blindando así los servicios públicos.

NO SIN SERVICIOS PÚBLICOS

Podemos e IU consideran que la situación en la región es “insostenible” y que “el desmantelamiento de los servicios públicos, la vulneración de los derechos sociales y la profundización en la desigualdad” son errores relacionados exclusivamente con el gobierno del Partido Popular. De hecho, ambas formaciones políticas ponen a Isabel Díaz Ayuso, presidenta actual de la Comunidad de Madrid, en el centro del problema como principal responsable.

“A los devastadores efectos vitales, sociales y económicos de la COVID-19, se le une ahora una crisis por la inflación. La población madrileña ha visto cómo se dispara el coste de los bienes de primera necesidad” han explicado desde las formaciones. Para Unidas Podemos e Izquierda Unida el Gobierno del PP de Ayuso “lejos de tomar ninguna medida, se ha dedicado a intentar boicotear las medidas puestas en marcha por el Gobierno de coalición”. Por eso ahora se unen de cara a las elecciones de mayo y se presentan conjuntamente tanto a la Comunidad de Madrid como al Ayuntamiento de la capital.