Quantcast
domingo, 5 febrero 2023 21:42

Rivas presume de reducir su deuda en año de elecciones

El nivel de endeudamiento del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid se ha reducido en un 75% con respecto a 2014. Con la aprobación de 24,8 millones de euros en inversiones en los presupuestos, el equipo de Gobierno considera que está poniendo el acento en la construcción de una ciudad más eficiente y sostenible para reducir su deuda.

El pleno del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid ha dado luz verde al presupuesto municipal para 2023, que alcanza los 130,8 millones de euros de ingresos y, 130,7 de gastos. Estas cifras corresponden al presupuesto consolidado en el que no solo se incluye el presupuesto propio del Ayuntamiento, sino también el de las empresas públicas EMV y Rivamadrid.

Según ha explicado el concejal de Hacienda y Función Pública, José Manuel Castro, las cifras de este presupuesto están determinadas en función de la crisis energética y la inflación a nivel global. Aún así, asegura que sigue dando continuidad al plan de gobierno trazado al inicio del mandato y dirige el Plan de Inversiones Municipales a hacer de Rivas una ciudad más eficiente y sostenible. Ese capítulo, el de las Inversiones, recoge una partida de 24,8 millones. Esta cifra ha ayudado al municipio a reducir su deuda pública.

Según esta situación, el gasto corriente se eleva en 2023 en un 21% mientras que los proyectos de inversión social y ciudadana crecen en un 85%. Hay que destacar el aumento en las partidas de iluminación urbana sostenible y de ahorro energético. El municipio ha sido capaz de salvar las arcas públicas con el Presupuesto destinado a 2023.

NIVEL DE ENDEUDAMIENTO

Los datos económicos en que se enmarca el presupuesto municipal de 2023 “evidencian la buena salud de las arcas públicas del Ayuntamiento de Rivas”, según señalan desde el Consistorio. Sin embargo, la realidad es que dichos presupuestos se han utilizado para salvar una deuda pública pendiente desde 2014. Es por eso que desde el Ayuntamiento de la ciudad afirman que el nivel de endeudamiento del municipio ha evolucionado muy favorablemente desde que se consolidó en 2014, cuando la deuda municipal alcanzaba los 120,3 millones de euros.

Se espera que para finales de 2022, la deuda se haya reducido en un 75%, hasta los 30 millones de euros. De hecho, la deuda viva, es decir, la deuda con los bancos que tiene el Ayuntamiento de Rivas a diciembre de 2022, según dependencias municipales, se reducirá a los 3 millones según el presupuesto presentado de cara el próximo año.

El Plan de Pago a Proveedores ascendía en un principio a los 42,4 millones de euros y quedará reducido a los 2,8 a finales de este 2022. Además, las operaciones de tesorería para cubrir desfases a corto plazo de liquidez, y que empezaron en 11,8 millones, se han reducido hasta prácticamente desaparecer. Según los datos que presentan desde el Ayuntamiento, arrojan parámetros positivos en la gestión económica del municipio, aunque a simple vista no lo parezca.

APUESTA POR LA VIVIENDA PARA JÓVENES

En cuanto al Área de Ciudad Sostenible, en estos presupuestos seguirán apostando por la vivienda para jóvenes en régimen de alquiler y en el proyecto de vivienda colaborativa para personas mayores “Cohabita Rivas”, así como por proyectos de movilidad como el enlace de la M-50, la mejora de Bicinrivas o la incorporación de nuevos carriles bici a la red municipal.

El presupuesto consolida en el Área de Cohesión Social, con respecto al presupuesto de 2019, el incremento de las partidas destinadas al desarrollo de políticas feministas, de atención a las mujeres o en defensa de los derechos LGTBI. Pretenden desde las dependencias municipales reforzar el escudo social para las personas más vulnerables, con políticas destinadas a las personas mayores y con un importante apoyo a las empresas y personas autónomas de de Rivas.

Ahora el Ayuntamiento de Rivas se aprovecha de los Presupuestos para el 2023 con el objetivo de reducir su nivel de endeudamiento con respecto al año 2014. Con la aprobación de 24,8 millones de euros en inversiones pretenden rodear a la ciudad a un entorno sostenible.