Quantcast
domingo, 5 febrero 2023 22:08

Los “negacionistas del tiempo” destronados por la propia AEMET

Benito Fuentes, meteorólogo en la Agencia Estatal de Meteorología, un experto en materias como el tiempo y el clima, ha triunfado en twitter con un hilo cargado de ironía, ciencia y antídotos contra los negacionistas. En él, explica que las conspiraciones de los negacionistas sobre las avionetas anti-lluvia y las fumigaciones no están basadas reales, analizando cada una a través de un hilo de Twitter largo y divulgativo.

Vivimos en tiempos extraños. Los constantes acontecimientos históricos no han hecho más que acentuar la incredulidad de una parte de la población que aún está asimilando todos los acontecimientos desde la existencia de la pandemia de COVID-19 hasta el inicio de la guerra de Ucrania. Esto se debe a que la proliferación de las redes sociales ha servido de altavoz para negacionistas y conspiranoicos de multitud de campos. Desde la calima procedente del Sáhara hasta los históricos episodios de lluvia. Estos hechos sirven a los negacionistas para asegurar que existe intencionalidad humana en estos episodios meteorológicos.

Benito Fuentes, meteorólogo en la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha dejado en evidencia a todos los conspiranoicos con su hilo de Twitter. En él, ha desmontado todas las teorías falsas que hasta ahora han circulado por las redes sociales sobre las avionetas anti lluvia. En concreto, ha explicado los requisitos técnicos que necesitaría este tipo de transporte para poder deshacer un frente.

Para poder analizar esta cuestión, Fuentes ha puesto de ejemplo un frente de lluvia que mide 3.000 kilómetros de largo por 200 ancho. Este albergaría unos 30 litros de agua precipitable en cada metro cuadrado. El meteorólogo de la AEMET no ha tardado mucho tiempo en desmontar la teoría de los negacionistas a través de cálculos de primaria, ya que, para superar el frente, la avioneta se debería enfrentar a 18 mil millones de toneladas de agua.

¿QUÉ NECESITA UNA AVIONETA PARA ROBAR UN FRENTE?

Según Benito Fuentes, no existe posibilidad de que una avioneta robe el agua de un frente o que incluso haga evaporar la nube. Para ello, se necesitaría la misma energía que libera una bomba nuclear de 11 megatones, lo que equivale a 730 bombas de Hiroshima. En los casos en los que se asegura que una avioneta podría deshacer una nube inyectando una serie de partículas, Fuentes ha dejado claro que se necesitarían, como mínimo, cuatro estadios de fútbol similares al Santiago Bernabéu.

Para que esto suceda y una avioneta deshaga una nube, se necesitaría atraer a moléculas de agua y separarlas del resto. Un hecho que supone que no se formen gotas de agua y que por lo tanto, no llueva. Aún así, según Fuentes, para lograrlo se necesitarían 4 millones de metros cúbicos, algo que se queda fuera de lo real.

Por lo tanto, Benito Fuentes deja claro que todas las teorías conspiranoicas sobre si una avioneta puede superar, frenar y deshacer un frente de lluvia, son falsas. De hecho, ha dejado por escrito varias especificaciones para los negacionistas que siguen asegurando que esta situación puede darse. Entre ellas, Fuentes ha asegurado que una avioneta anti lluvia necesitaría capacidad para almacenar decenas de miles de millones de toneladas de agua, al menos una docena de baterías nucleares de megatones y varios depósitos para albergar algunos estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu.

Benito Fuentes ha dejado claro que las consultas que suele recibir a diario por mensaje privado sobre “la misteriosa avioneta” se corresponde con el bulo más recurrente de todos, junto con el de los “chemtrails”. Este último se relaciona con los aviones que, en teoría, según varias conspiraciones, fumigan desde el cielo a la población para controlarla y enfermarla. Hasta el momento, no se ha obtenido ningún hecho evidente que demuestre que esto suceda así. Mientras tanto, Benito Fuentes desmonta las conspiraciones que llevan circulando durante varios meses con cálculos de primaria.