Quantcast
lunes, 6 febrero 2023 4:21

Estos son los municipios donde se hacen más “pellas” en Madrid, según Ossorio

El consejero de Educación y Universidades, Enrique Ossorio, preocupado por el control del absentismo escolar en la Comunidad de Madrid, ha seleccionado minuciosamente los municipios que más absentismo escolar tienen para firmar un convenio que prevenga estas situaciones.

El absentismo escolar es un problema que está muy presente, sobre todo después del COVID-19, en la Comunidad de Madrid. Concretamente, la inasistencia a clase se ha incrementado en un 8%, en comparación con el año 2021, en la capital.

En febrero de 2022 el consejero madrileño prometió poner en marcha un programa de apoyo psicoeducativo a niños y jóvenes en situaciones de absentismo escolar. Aún sin saber cuándo se iniciará esta medida, el consejero de Educación y Universidades, Enrique Ossorio, se ha visto obligado a actuar ante las cifras de inasistencia escolar en los centros que para él, necesitan más medidas.

El consejero ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de cada municipio madrileño para controlar el problema del absentismo escolar en la capital. Han sido El Molar, Guadalix de la Sierra, Cercedilla, Chapinería, Chinchón, El Álamo, Ciempozuelos y El Escorial los municipios con los que Ossorio se ha comprometido para controlar y prevenir la no asistencia escolar en las etapas obligatorias de educación. Para el consejero estos municipios constituyen la red de centros educativos en los que mayor ausencia de jóvenes hay en cuanto a la asistencia a clase.

LOS COMPROMISOS DE OSSORIO

Enrique Ossorio ha traído a los municipios, que él mismo ha escogido, un convenio de protección del absentismo escolar.

El departamento que dirige Enrique Osorio se compromete a colaborar con los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica en los centros, para que se puedan establecer en los distintos colegios las pautas de prevención y actuación ante el alumnado absentista. También a incluir en el Plan Regional de Formación del Profesorado acciones y estrategias que puedan mejorar la convivencia del alumnado en el centro, y de esta forma se pueda evitar su ausencia.

La responsabilidad de Ossorio se encuentra en elaborar y aprobar un Plan de Actuación Anual que se siga en cada centro y que, por lo tanto, disminuya la cifra de alumnos que se niegan a volver a asistir a las clases. Esta puede ser la última bala del consejero, antes de emprender la recta final para las elecciones autonómicas de mayo de 2023.

SOSTENER LA SITUACIÓN CON FONDOS PÚBLICOS

Tras la firma de este convenio, Enrique Ossorio se ha comprometido con la Comunidad de Madrid y los municipios escogidos para prevenir el absentismo escolar. Para ello, las novedades que necesite incluir cada centro educativo estarán financiadas con fondos públicos. De hecho, cada centro deberá crear una Comisión de Absentismo, cuya composición, objetivos y funciones se determinan en el Programa Marco de Prevención y Control de Absentismo Escolar.

Para ello, la consejería de Educación y Universidades deberá trabajar con los institutos y colegios para establecer estas medidas estipuladas en el convenio. Ahora Ossorio tiene un duro trabajo por delante que se puede comprender en dos vías: una carrera contrarreloj con el absentismo en la Comunidad de Madrid y su última oportunidad para permanecer frente a la consejería de Educación y Universidades. Por el momento, el consejero se limita a “cumplir con sus responsabilidades” antes de que Ayuso toque la campana de salida antes de mayo de 2023.