Quantcast
viernes, 3 febrero 2023 8:21

Enrique Ruíz Escudero sí cubrirá a las asociaciones para el VIH

Rectificar es de sabios, ha debido concluir La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. El organismo madrileño finalmente subvenciona a las asociaciones para el desarrollo del VIH/SIDA e infecciones de transmisión sexual. Estas subvenciones llegan después de que la Comunidad de Madrid anunciara hace unas fechas su negativa a financiar el tratamiento a inmigrantes con VIH.

De las 31 entidades que reciben las subvenciones, dos de ellas son dedicadas exclusivamente a fundaciones que tratan el VIH en personas migrantes. Una de ellas “médicos del mundo”, que su proyecto es la población en situación de vulnerabilidad social (personas migrantes entre otras) y la segunda entidad sería la “asociación para el estudio de las enfermedades infecciosas” con un proyecto dedicado a salud y migración.

Entre ambas entidades se les subvencionaría con una cantidad económica de 36.860,61 euros. De los cuales “médicos del mundo” se llevarían una subvención de 11.340,24 euros, mientras que, “asociación para el estudio de las enfermedades infecciosas” 25.520,37 euros.

QUEJAS DE ONG’S

Los Médicos y ONGs, ya denunciaban hace unos meses que la Comunidad de Madrid dificultaba cada vez más el acceso a tratamientos de VIH. En concreto, a personas inmigrantes en situaciones irregulares. Ellos son los que sufren este bloqueo de acceso a la terapia antirretroviral (tratamiento para el VIH) que necesitan para controlar su enfermedad.

Confesaban que “estas personas viven con VIH pero al estar en una situación irregular, no pueden recibir el tratamiento” por parte de la Comunidad de Madrid. Esta es la denuncia principal que hacen algunas asociaciones LGTBI.

Para que las personas migrantes tuvieran acceso a la salud publica, en primer lugar, tenían que pedir el Documento de Asistencia Sanitaria para Ciudadanos Extranjeros (DASE). Pero para conseguirlo, debían estar empadronados durante al menos 3 meses, si querían recibir atención sanitaria y posteriormente entrar en las listas de espera del organismo, para que los atiendan.

La Secretaría de Sanidad de las Comunidad de Madrid cumplió con el mandato de la sanidad universal y ordenó a todos los centros de salud que se les de atención médica a los migrantes en situaciones irregulares y que necesiten tratamientos para enfermedades como el VIH.

Enrique Ruíz Escudero sí cubrirá a las asociaciones para el VIH fotonoticia 20221121144635 1200

“LA MARCHA ATRÁS”

Tras un año y después de muchos meses de protestas y manifestaciones, parece que Enrique Ruíz Escudero, da “marcha atrás”. El consejero de Sanidad, decidió escuchar a todos los que protestaban por estas medidas. Las protestas fueron organizadas y protagonizadas por los miembros de varias organizaciones no gubernamentales dedicadas a la atención de migrantes y pacientes que padecen VIH.

Las protestas se formaban para denunciar la situación de discriminación de la que estaban siendo víctimas los extranjeros que se encontraban en una situación irregular en el país.

El Gobierno que ha puesto muchas “trabas” administrativas a todas las personas que llegan al país con la intención de solicitar protección internacional, ahora no solo se lo “facilita” sino que subvenciona a fundaciones para para el desarrollo e investigación del VIH/SIDA e infecciones de transmisión sexual.

Para muchos migrantes que son pacientes de VIH, es una gran noticia y un gran logro después de muchos meses de lucha para que llegaran estas medidas. Medidas más que necesarias, ya que en muchos casos los tratamientos los dieron como suspendidos y en otros casos, se negaban a dárselo.

La Consejería de Sanidad, también rectificara su decisión no solo para las personas migrantes sino también para embarazadas. Según el nuevo procedimiento, los hospitales podrán registrar y atender a migrantes en situación irregular, como enfermedades transmisibles que supongan un riesgo para la Salud Pública (infección por VIH, Tuberculosis, Infecciones de Transmisión Sexual)”.

Con esta nueva decisión se pone fin a una situación que se arrastraba desde noviembre de 2021 y también a las facturas hasta 700 euros que han llegado a recibir, por darles el tratamiento en caso de dárselo.