Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 12:08

Getafe recurre a la ley del “solo sí es sí” y descoloca al Gobierno de Ayuso

El Ejecutivo regional ha reprendido al Ayuntamiento de Getafe por hacer campaña a favor de la “ley del solo sí es sí”. Una acción que se pone en marcha con motivo de la celebración del 25-N. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, amenaza con no subvencionar los gastos de la promoción que le corresponden por convenio.

La polémica sobre la aplicación de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, más conocida como ley del “solo sí es sí”, es una realidad que se pasea por las estrategias políticas de todas las formaciones. Esta vez ha sido el Ayuntamiento del municipio madrileño de Getafe quien ha recurrido decidido promocionar esta ley, que aún se encuentra en pleno debate jurídico y en con dictámenes pendientes del Supremo y la Fiscalía.

No deja de sorprender que un municipio gobernado por el PSOE decida hacer una promoción, con dinero público, presumiendo de una ley que ha sido impulsada por la otra parte del Gobierno nacional, Podemos. Una legislación que ha capitalizado la ministra Irene Montero -para bien y para mal- rival en las urnas en solo unos meses del PSOE.

Más allá de estas consideraciones, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reprendido a la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, por utilizar y promocionar en el municipio la Ley del solo sí es sí con motivo del día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. La presidenta regional ha dejado entrever que se comunicará con el Ayuntamiento de la ciudad a través de una misiva.

LOS MOTIVOS DE AYUSO

El Gobierno regional ha reaccionado ante esta promoción por los momentos que se están viviendo con el estudio de la presente ley que pretende estudiar los casos de violadores que solicitan la rebaja de su condena basándose en una interpretación de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual.

De hecho, Ayuso ha amenazado al Ayuntamiento de Getafe con no subvencionar dicha campaña por el 25-N. Esto afectaría directamente a la ciudad ya que, el convenio para luchar contra la violencia de género que une a las dos partes especifica que la financiación de cualquier actividad de este tipo requiere la aprobación previa de la Administración regional. Todo indica que Ayuso ha hecho hincapié en este convenio para desmovilizar en parte el movimiento por el 25-N en Getafe.

La directora general de igualdad de la Comunidad de Madrid, Patricia Reyes, según las indicaciones de la presidenta regional, reclama al municipio de Getafe que se haga llegar previamente a la Administración regional el material gráfico que se empleará, el nombre de los ponentes, y el texto del manifiesto que se leerá. Para el Gobierno de Ayuso, según sus declaraciones, es muy importante que se estipulen previamente estos aspectos “de cara a evitar posibles problemas a la hora de justificar gastos imputables al convenio”.

Ahora Reyes intenta evitar más polémicas con la oposición explicando que desde el Gobierno regional “no consideramos oportuno que esta ley sea el centro de dicha campaña, ya que ha generado una enorme controversia jurídica, al rebajarse condenas a agresiones sexuales en aplicación de la misma”.

Sara Hernández, en este caso, va a emplear recursos públicos en promocionar un asunto que, no solo es polémico, sino que es una clara e inusual muestra de apoyo de una medida de una administración que no solo no es la suya (lo que podría considerarse uso partidista de la publicidad institucional), sino que es de una Administración superior, como es la Administración general del Estado.

EL OBJETIVO DE LA CAMPAÑA POR EL 25-N

Sin reparar en estos inconvenientes, el Ayuntamiento de Getafe, donde gobiernan PSOE y Podemos, ha sacado adelante, hace más de una semana, la campaña para celebrar el día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Bajo el lema de Solo sí es sí, desde el Ayuntamiento de la ciudad pretenden poner señales de tráfico en pasos e peatones y distintos espacios públicos. Su objetivo es concienciar sobre la violencia contra las mujeres. Además, se presentará el libro “Voces del Mar”, de María Ramiro, superviviente de una agresión sexual en manada.

Sin embargo, según el Gobierno regional, se necesita previamente revisar el material gráfico que se va a utilizar para ver si no va afectar a la polémica de la dicha ley. Mientras tanto, Isabel Díaz Ayuso reprende al Ayuntamiento de Getafe y amenaza con no pagar dicha celebración si se mantiene la programación basada en el lema “Solo sí es sí”.