Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 13:01

La Sierra de Madrid anula muchas de sus actividades

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama aprobado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en 2020 (Presidenta de la Comunidad de Madrid) ha sido anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Uno de los objetivos de este plan era “asegurar la conservación de los procesos naturales”. La decisión judicial, considera que ciertas actividades no cumplen con la conservación del medio ambiente.

Desde Ecologistas en Acción exigen que los Parques Nacionales necesitan una regulación de las actividades para evitar que se acabe con la Sierra de Guadarrama. María Ángeles Nieto (coordinadora de Ecologistas en Acción) nos dice que llevan denunciando este Plan Rector desde 2018 y expresa que “hay artículos con los que no están de acuerdo”.

LAS ACTIVIDADES ANULADAS

En el plan que aprobó la Presidenta de la Comunidad de Madrid se incluían muchas actividades que ahora han ido anuladas. Entre ellas, se anula practicar pernoctaciones por encima de la cota de los 2.000 metros, al igual que el transito por los senderos del Parque Nacional. De manera que, se tendrá que volver a valorar que senderos son aptos y que no afecten al medio ambiente.

También se elimina unos de los artículos considerados más importantes por Ecologistas en Acción que es la anulación de la celebración de grandes eventos deportivos. “Han convertido algo que estaba aprobado como excepcional en cotidiano”, reclaman que efectivamente las carreras o actividades deportivas sean excepcionales y en momentos puntuales, no algo que se repita todos los fines de semana. “Estas carreras destrozan la zona como por ejemplo el “macizo de peñalara”.

Otras actividades como la escala también serán eliminadas o más restringidas “son actividades que se pueden realizar en muchas otras zonas y no son necesarias hacerlas ahí.” La escalada en roca no estaba permitida en la normativa precedente.

Ecologistas en Acción y GRAMA muestran su satisfacción por el fallo judicial que estima buena parte de sus demandas. La sentencia confirma sus denuncias sobre la desprotección de la Sierra de Guadarrama. Incluso en cuestiones que no han sido estimadas como la petición de la inclusión de la caza como actividad incompatible con los objetivos del Parque Nacional.

DE REFUGIO A NEGOCIO

Una de las medidas que llevan denunciando desde que se creo este Plan Rector de Uso y Gestión es la posibilidad de convertir albergues de montañas en negocios, como por ejemplo restaurantes. “Un refugio es algo puntual para una persona que esta haciendo una ruta, no es un negocio”.

Denuncian la masificación de personas que tiene ya la Sierra de Guadarrama, con la creación de restaurantes en los albergues de montañas esto se triplicaría. “si queremos tener un Parque Nacional es con sus consecuencias y sus restricciones, sino que no lo declaren Parque Nacional”. De forma que, se suspende también todo tipo de edificaciones existentes en el interior del Parque Nacional.

Esta sentencia no es firme y da un plazo de 30 días para recurrirla. La Comunidad de Madrid estudiará esta sentencia y afirma que “no anula el Plan Rector del PNSG y por lo tanto sigue vigente”.

Los colectivos ecologistas hacen un llamamiento a los representantes académicos y científicos, y piden que tengan un papel más relevante en los órganos de participación en los que tienen presencia, que sean más críticos ante la administración y que no apoyen documentos que finalmente son anulados parcial o totalmente por la Justicia.

Ya sucedió con anterioridad con el Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama, anulado parcialmente o con el Plan de gestión de las poblaciones de cabra montés en el Parque Nacional, también anulado.