Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 15:31

La obsesión con otro ‘macroparking’ desata la ira de los vecinos cercanos al hospital del Niño Jesús

El madrileño hospital del Niño Jesús está envuelto en un clima de descontento por parte de los vecinos de la zona de Retiro. La construcción de un macroparking está poniendo en contra a los afectados que viven contiguos al hospital.

No obstante, este proyecto tiene previsto beneficiar a los pacientes del centro. Algo que se lleva reclamando años, ya que; es insostenible manejar el aparcamiento en la zona.

Las innovación de las instalaciones del hospital, junto a la construcción de un aparcamiento subterráneo disponen de una inversión de 22.575.630 euros a coste cero para la Administración Regional.

En su lugar, el aparcamiento será objeto de explotación por la empresa adjudicataria, UTE Obrascón Huarte Lain-TIIC 2, por un periodo de 39 años. Si se lleva a cabo, la obra tendrá una duración aproximada de 26 meses.

Macroparking necesario o no

Los asistentes al hospital se quejan continuamente de la dificultad que hay para acceder al hospital cuando se va con vehículo. La ubicación tan céntrica de la clínica infantil ha impedido la disposición de más plazas de aparcamiento en los últimos años.

Durante los últimos meses este proyecto se ha puesto en marcha para hacer frente a una necesidad, según apuntaban ciertos profesionales.

El pasado mes de mayo se aprobaba la propuesta de obra, que arrancará el próximo día 3 de octubre, si no hay marcha atrás y todo parece apuntar que continuará adelante.

Las labores bajo rasante todavía no tienen una fecha concreta como tal.

Diferentes fases

La obra trae consigo diversas fases, por un lado la demolición inminente del edificio en ruinas contiguo al hospital. Se construirá en su lugar un edificio de 9330 metros cuadrados y será empleado para ejercer labores de investigación y docencia. Y principalmente para poder tener las bajo su techo las consultas externas.

Por otro lado, se espera poder elaborar en unos años un nuevo bloque quirúrgico que albergue una potente unidad de Radiología y Reanimación. Además hay expectativas para conseguir abrir un parque de 10.000 metros cuadrados.

Según fuentes hospitalarias, “Hay mucha ilusión puesta en este proyecto“, “Algo que puede ser la solución para continuar con una excelencia pediátrica de más de 140 años.”

El futuro parking dispondrá de cuatro plantas soterradas y tendrá 808 plazas, 327 de uso exclusivo para los profesionales.

Movilización vecinal

Lejos de celebrar la mejora de las instalaciones del famoso hospital, las asociaciones vecinales y miembros del AMPA de las Escuelas Aguirre, ubicadas en la parte trasera del hospital, se han manifestado insistentemente.

Los motivos por los que se han sublevado son los siguientes:

Los planes de construcción no han valorado los efectos sobre las afecciones medioambientales, patrimoniales y de movilidad, además de la contaminación acústica.

La obra se encuentra en el perímetro del Paisaje de la Luz, reconocido por la UNESCO.

Asimismo, el impacto que puede llegar a tener la construcción de dicho parking sobre un edificio histórico cuyo edificio y jardines datan de 1880, los cuales son protegidos por interés cultural.

La opinión clave puede ser, aquella que engloba a los afectados de manera directa.

La Asociación de padres de las Escuelas Aguirre, ha hablado de manera clara y sin tapujos, concretamente según este medio ha podido conocer, el enfado está generando un clima de preocupación del que se ve poca o nula solución.

Alicia, madre miembro del AMPA ha hablado con QUE! Madrid para reclamar ayuda y dar voz al problema que están pasando.

Según esta madre la angustia es máxima; ya que, es “Pared con pared con el colegio” . No obstante Alicia argumenta que “Las obras son necesarias e incluso se alegran de su realización, porque vendrá muy bien al hospital” pero eso no quita que se considere una desmesura absoluta la construcción que se realizará de manera inminente.

Es lógico que el hospital debe de mejorarse, un parking con 200 plazas sería más que suficiente“. “El prejuicio que generará unas obras de 800 plazas no es en absoluto el mismo al que se enfrentarían con un número más reducido” . Habrá un deterioro evidente con el movimiento de tierras masivo y eso preocupa a los vecinos del barrio y afectados de aquellos que buscan proteger el Paisaje de la Luz .

Según la afectada, debido a que las futuras obras no gozan del visto bueno por parte de la UNESCO y se están “jugando” perder la consideración de bien de interés cultural.

La contaminación, el tráfico que se localizará allí… El futuro ruido es algo que “Les pone los pelos de punta“. Alicia admite que las obras se pueden soportar, “Dejarían sin patio a los niños, algunos días, soportables sin fuesen 300 plazas. Pero 800, dejará a los niños sin su tiempo de recreo por el polvo provocado durante muchísimo más tiempo

CONCENTRACIÓN DE LA ASOCIACIÓN VECINAL

La duración de las obras serán eternas o el prejuicio de perder la consideración de bien de interés cultural son los principales motivos por los que la AMPA se opone.

Por ello, la AVRN (Asociación vecinal) junto con el AMPA y otros ciudadanos se manifestarán el viernes 30, para reclamar sus derechos.

Asociación Vecinal Retiro Norte

El comienzo de las obras está a la vuelta de la esquina. La Asociación Vecinal Retiro Norte no se ha quedado atrás para evitar que la construcción del parking.

Estos aseguran que las obras traerán consigo notables problemas. Por un lado, el tráfico estará condicionado por estas circunstancias, algo que hará que el volumen sea mayor.

Además, la contaminación acústica será insoportable. Incluso pensando en los pacientes del propio hospital.

Se dará un empeoramiento de la calidad de vida en la zona.

Oposición política

MÁS Madrid y PSOE han demostrado que según sus fuentes y previsiones, este proyecto es innecesario. El macroparking, no traerá más que problemas, apuntaban fuentes del grupo mixto, que reclaman un parón de las futuras obras.

Rita Maestre, portavoz municipal de Más Madrid, ya ha advertido en múltiples ocasiones del “despropósito” que implica construir un parking de tales dimensiones junto al Niño Jesús. Incluso, Maestre anuncia que “hay que parar de forma inmediata este proyecto. Si no lo hace el Gobierno de Almeida, más plegado a los intereses de su partido, lo haremos nosotros”.

Recupera Madrid apuesta por la suspensión temporal de la construcción. Su portavoz Manuel Calvo señalaba que “Teniendo en cuenta que la Unesco todavía no se ha pronunciado sobre el proyecto y que tampoco ha concluido el análisis de los informes sectoriales preceptivos, no parece adecuado que se inicien las obras de demolición previstas en tanto el Ayuntamiento no disponga y haya analizado convenientemente todos y cada uno de los informes

Grupo Mixto apunta “A buscar una alternativa razonable que permita llevar a cabo la necesaria ampliación de las instalaciones hospitalarias, incluyendo una dotación de aparcamiento para los trabajadores del centro, sin necesidad de tener que construir un macroparking dentro del entorno catalogado como Patrimonio Mundial“.

Posición del ayuntamiento

El ayuntamiento ha dado una posición más conciliadora, Luis Lafuente, quien es director general del Patrimonio Cultural del Consistorio defiende la postura; “Este proyecto se debe llevar a cabo con el visto bueno de la Unesco. Esto querría decir que se está cumpliendo con la legislación y que el informe por parte de Patrimonio es favorable. En tales condiciones, adelante”.

El Ejecutivo regional ha manifestado públicamente su insistente intención de ejecutar de manera íntegra el Plan Director aprobado en el año 2011. La decisión, según el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pretende dar respuesta a un “Déficit de plazas de aparcamiento descomunal”. Así es dado que el Gobierno regional reclamó el pasado miércoles al Ayuntamiento la licencia de demolición del pabellón en ruinas del Niño Jesús.

El hospital opina

Dirigentes del Niño Jesús defienden que “Esta ampliación no solo contempla todas las recomendaciones de la UNESCO, sino que las potencia

Los miembros del hospital, según fuentes internas admiten que este parking es una necesidad más que evidente para poder coordinar la asistencia de los pacientes y la tranquilidad de los profesionales.

Ahora bien, ¿Es realmente necesario pasar por encima de los límites? La realidad es que, la construcción del macroparking puede tener dos planteamientos, no hay nada más que considerar el beneficio para aquellos que no pueden optar a asistir al centro en otro medio de transporte que no sea un vehículo propio.

La cercanía del Niño Jesús al histórico parque del Retiro supone una responsabilidad. Algo que podría arrasarse por un “Capricho”. La realidad es que el capitalismo hace aguas en un macroparking innecesario, ya que; tal y como nos contaba Alicia, miembro del AMPA, es irresponsable hacer un aparcamiento de 800 plazas que supondrá un autentico caos. Es una batalla que por el momento está perdida y el inicio de las obras es inmediato.