Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 6:40

Susana Pérez Quislant confundió Halloween con la Fiesta Nacional

Susana Pérez Quislant está viviendo probablemente los últimos meses en el puesto de alcaldesa de Pozuelo de Alcorcón. El pasado martes 25 de octubre, la ciudad celebró el acto de Homenaje a la Bandera de España en un desfile militar, con unos trajes de sus representantes un tanto extravagantes. El domingo día 30 se pudieron visitar también diferentes exposiciones de temática militar, donde Quislant destacó que “con ese acto queremos expresar nuestro reconocimiento a la Bandera como símbolo de la unidad de España“. Acompañada por el General de Brigada Francisco José Gallardo Vergara, subdirector de Sistemas de Información y Telecomunicaciones del Ejército de Tierra, presidió este evento, que se celebró por primera vez en la Carretera de Húmera con la Avenida de Europa.

LOS MUY PROBABLES ÚLTIMOS MESES DE QUISLANT EN LA ALCALDÍA

A pesar de que todo el mundo sabe que Pozuelo de Alarcón es uno de los bastiones populares más grandes de la Comunidad de Madrid, la cercanía que mantuvo y mantiene Susana Pérez Quislant con la antigua ejecutiva de Pablo Casado la va a hacer “quedarse fuera” y ya sabe que tiene muchas oportunidades de no ser la siguiente candidata popular a la alcaldía en las elecciones de mayo. Además, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no va a permitir que esto pase. Durante uno de los últimos congresos celebrados del PP en Madrid, dejó muy claro su intención de hacer “profundos cambios” en la Ejecutiva regional, y así lo está haciendo ya.

El caso de Terol en Alcorcón es uno de los claros “últimos coletazos” del “casadismo” que aún queda en Madrid. Recientemente Isabel Díaz Ayuso hizo público a más de 20 alcaldes populares que lucharán por su puesto en las siguientes elecciones. Sorprendió gratamente la figura que había elegido para “reconquistar” una de las ciudades más importantes que tiene el cinturón sur. Antonio Terol fue una de las últimas personas que estuvo junto a Pablo Casado “hasta el final de sus días”. Aún así, parece tener ya una buena relación con Ayuso, agradeciéndole ciertas acciones políticas por Twitter, y manteniendo lo que parece ser una relación cordial y estable. No obstante, no parece que vaya a suceder lo mismo con Susana Pérez Quislant.

UN RUMBO PERDIDO DESDE LA SALIDA DE GARCÍA EGEA

Susana Pérez Quislant ha perdido el rumbo desde que Casado se fue. Muy próxima siempre a él y a Teodoro García Egea, se ha visto sin dos de sus grandes apoyos para mantener activa su vida política más alta. Ahora no tiene todas las ayudas que tenía antes, y ya tiene muy claro que no va a ser la candidata para volver a pelear por Pozuelo. Además, queda “relativamente poco” para las elecciones del 28 de mayo que decidirán qué alcaldes tendrán los municipios para la próxima legislatura. Y no solo eso, porque ese mismo día Ayuso podría llegar a ser de nuevo la Presidenta de la Comunidad, en un proceso repetitivo que no le va a favorecer para nada. Es muy difícil que este bastión popular pierda el poder, pero lo que sí es seguro es que Quislant no se presentará de nuevo para revalidar su puesto.

Enrique Ruiz Escudero es uno de los principales nombres propios que suenan con más fuerza para ocupar el puesto de Susana Pérez Quislant. Esto supondría para él su particular “retiro de oro”, ya que son varias las malas noticias que protagoniza el actual Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Ayuso será la encargada de tomar esta decisión y buscarle un nuevo puesto a ambos. Escudero no está teniendo su mejor legislatura, por todas las decisiones polémicas que está tomando en cuanto a aspectos sanitarios, pero todavía queda mucho para confirmar todas estar teorías. De hecho, desde el mismo PP de la Comunidad de Madrid nos afirman que los alcaldes que no han propuesto ya, no tienen intención de hacerlos públicos hasta “otoño o invierno”.