Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 8:26

Mónica García estalla contra Ayuso por su “pasotismo sanitario”

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Mónica García, ha acusado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de obligar a los madrileños a pagar “con tiempo” lo que no quieren “con dinero”.

Las largas listas de espera para una operación o cirugía en sanidad llevan poniendo en jaque a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante varios meses. Por ello, Más Madrid quiere acabar con estas listas de espera madrileñas.

El partido de Mónica García ha registrado una propuesta de ley que obligaría al gobierno regional a indemnizar a los pacientes cuya intervención se demore más allá del plazo previsto. Con esta iniciativa, Más Madrid pretende establecer unos tiempos máximos de espera en cada intervención, que varían en función de la gravedad. Si la demora supera un 50% este tope temporal, el ejecutivo regional se vería obligado a indemnizar al paciente.

Hasta el momento, los plazos máximos en las cirugías son de 15 días si son consideradas preferentes, de 30 días si son de alto nivel de gravedad y de 60 días en las de menor gravedad, según la propuesta. En esta línea, la indemnización equivaldría al 50% del coste de la intervención o prueba, de acuerdo con los precios públicos establecidos por la Comunidad de Madrid. Según la ley de Más Madrid, las indemnizaciones por paciente podrían suponer cuantías que rondarían los 1.200 euros.

Esta norma pretende paliar un déficit legislativo que hasta el momento no ha existido en la región, ya que Madrid es de las pocas comunidades autónomas que no cuentan con leyes que garanticen plazos máximos de espera para cirugías, pruebas o consultas externas.

LA INDIGNACIÓN DE MÓNICA GARCÍA

Según la portavoz de Más Madrid “se tarda un embarazo en tener una cita con un neurólogo, toda la Liga de Fútbol para conseguir cita par aun hijo en el otorrino y la gira de Rosalía para ir al neumólogo. El tiempo es vida, usted nos roba el tiempo”. Así se ha dirigido  en la Sesión de Control del Pleno a Isabel Díaz Ayuso.

De esta forma García denomina como un “chantaje” las listas de espera sanitarias, que ha afirmado que han crecido un 42% desde Ayuso ha llegado a la Real Casa de Correos. También ha reprochado que hable de reabrir las urgencias hospitalarias porque hacerlo “sin profesionales no es apertura sino tomadura de pelo”. Así se confirma el “pasotismo sanitario” de Díaz Ayuso que se ve reflejado en su gestión política como una de las principales asignaturas pendientes para mejorar Madrid.

Para la portavoz de Más Madrid, la presidenta juega con “la desesperación de las familias” que están dispuestas a “lo que sea” hasta dejar “todo su patrimonio” para cuidar a sus más cercanos.

Por su parte, Ayuso ha tachado de “absurdo” que obligue a los madrileños a esperar y ha cuestionado qué gana “políticamente” con ese supuesto. Asimismo, ha insistido en que nadie mira “el rango de la visa” en la Sanidad Pública a la hora de asignar una cita médica.

En este contexto, hay que tener en cuenta la fama que ha adquirido Ayuso por su gestión sanitaria y el aumento de las listas de espera, a la hora de asignar una cita médica, ya que ha sido criticada por la mayor parte de la oposición.

UN REGISTRO TRANSPARENTE Y CONSTATABLE

La iniciativa legislativa que Más Madrid propone, entre otras cuestiones, es garantizar un registro “homogéneo, transparente y constatable de las listas de espera”.

El partido de Mónica García afirma que en la Comunidad de Madrid “en múltiples ocasiones” se han observado datos de lista de espera quirúrgica “poco confiables”. Una técnica habitual en la sanidad de toda España.

La ley de Más Madrid, de aprobarse en la Asamblea, no sería aplicable sólo a la sanidad pública, también a los conciertos con la privada. Una manera efectiva de control de la gestión de estos centros, puesto que los organismos que vigilen las listas de espera serían aplicables en ambos ámbitos.

Ahora le toca a Isabel Díaz Ayuso proponer soluciones para que las listas de espera de la Comunidad de Madrid no se vean afectadas hasta el punto de que un paciente tenga que esperar un año y medio por una cirugía. La presidenta madrileña continúa en el punto de mira de la oposición por su gestión en Sanidad que pretende reformar de cara a las elecciones regionales de mayo de 2023.