Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 8:10

El futuro de Susana Pérez Quislant no “se ilumina” en Pozuelo de Alarcón con Ana Mena

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, está viviendo sus últimos meses al frente de la alcaldía del municipio. Y es que, a pesar de que Pozuelo es conocido por ser uno de los claros “bastiones populares” dentro de la región de Madrid, la cercanía de la popular con la antigua Ejecutiva del PP de Pablo Casado parece dejarla fuera de las listas que maneja la dirección de Isabel Díaz Ayuso. Una situación ante la que ni siquiera la contratación de Ana Mena para las fiestas del municipio podría solventar la situación de Quislant en el municipio, a pesar de la alegría de los ciudadanos de Pozuelo ante este concierto de perfil internacional.

Claro era el mensaje de Isabel Díaz Ayuso durante la celebración del pasado Congreso del PP en Madrid, cuando era nombrada presidenta del partido en la región madrileña. Así pues, la presidenta de la Comunidad de Madrid dejaba clara su intención de hacer “profundos cambios” en la Ejecutiva regional.

Unos cambios que han empezado a vivirse en Madrid con la proximidad de los próximos comicios municipales, que tendrán lugar el próximo mes de mayo. Un encuentro ante las urnas en el que Ayuso aprovechará para “deshacerse” de los últimos coletazos de la dirección de Pablo Casado en las listas municipales de Madrid. Algo que pone en el punto de mira de la nueva presidenta del PP madrileño a Susana Pérez Quislant, la actual alcaldesa de Pozuelo de Alarcón.

EL FUTURO DE SUSANA PÉREZ QUISLANT, DECIDIDO

Complicado fue el enfrentamiento interno entre Isabel Díaz Ayuso y la dirección del partido liderada por Pablo Casado y Teodoro García Egea. Guerra interna que acababa con la dimisión del ya ex líder de los populares, que daba paso a la llegada de Alberto Núñez-Feijóo, quien desde entonces entona un constante discurso de reencuentro y unidad del PP a nivel regional y nacional.

Sin embargo, aún quedan coletazos de esta ruptura interna del Partido Popular. Especialmente, en los “territorios” de Ayuso, donde los antiguos “casadistas” saben que no son bienvenidos. Entre ellos, Susana Pérez Quislant, una de las apuestas personales del ex secretario general del partido, Teodoro García Egea, quien parecía utilizar Pozuelo de Alarcón como su particular “pozo de contrataciones”.

Una situación que no gusta a Isabel Díaz Ayuso y a su nueva directiva regional, que parecen tener clara la salida de Quislant en las próximas listas municipales por Pozuelo de Alarcón. Unas listas en las que, presumiblemente y tal y como deslizan fuentes populares, la actual alcaldesa “desaparecerá“, siendo sustituida por otros perfiles más del gusto de Ayuso, como podría ser el caso de Enrique Ruiz-Escudero, que encontraría en el municipio su particular “retiro de oro”.

NI ANA MENA LOGRA SALVAR A LA ALCALDESADE POZUELO

Una salida ante la que Quislant parece no querer resignarse. Al menos, de momento. Y eso es algo que han podido “disfrutar” los habitantes de Pozuelo de Alarcón en las últimas fiestas municipales, durante el pasado mes de septiembre.

Así pues, la alcaldesa popular no dudaba en “sacar la cartera” para organizar las fiestas municipales, contratando a diversos grupos musicales conocidos como La La Love You o Seguridad Social, con contratos de cerca de 20.000 euros.

Sin embargo, era Ana Mena, la conocida cantante ya internacional, la que acaparaba gran parte de las miradas de la programación de las fiestas de Pozuelo de Alarcón. Y es que muchos son los que esperaban con ansias la presencia de la cantante de “Se iluminaba” en el municipio, siendo, sin duda, uno de los platos fuertes preparados por Quislant.

Un espectáculo musical que costaba más de 60.000 euros públicos a las arcas del municipio, tal y como ha podido saber este diario. Un desembolso que, sin embargo, no ha sido suficiente para que Quislant convenza a Ayuso de mantenerse al frente de las listas de Pozuelo. Tampoco a sus propios votantes, ya que las críticas hacia la popular siguen acumulándose, demostrando que, a pesar de Ana Mena, el futuro de Susana Pérez Quislant no parece “iluminarse”. Al menos, en Pozuelo de Alarcón.