Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 10:29

Descubre el templo religioso oculto bajo la M-30

Bajos los cimientos de la M-30 se encuentra un templo religioso desconocido para muchos madrileños. Se trata de la Capilla de Santo Domingo de la Calzada, situada bajo uno de los puentes de la autopista M-30 en la zona de Puerta de Hierro, en el punto en el que se cruza la Avenida de Fuentelarreyna con la Calle Arroyofresno. 

Esta enigmática ermita, abierta al público, recibe cada día la visita de feligreses, sin embargo son pocos los que conocen su existencia. Sus orígenes se remontan 42 años atrás con el nombre de Parroquia del Bautismo del Señor. Por aquel entonces, se estaba buscando un lugar donde poder construir la iglesia, por lo que la actual capilla era simplemente un lugar sagrado temporal que aprovechaba uno de los recovecos del puente.

Fueron los propios vecinos de la zona los que financiaron la construcción de esta capilla. No obstante, el presupuesto no fue elevado, por lo la parroquia ha sufrido importantes desperfectos a lo largo sus cuatro décadas, como por ejemplo el deterioro de su bóveda principal. 

Debido a todas estas imperfecciones que dañaban la imagen de una capilla única y especial en el país, los vecinos de la zona se pusieron en contacto con los arquitectos Soledad García Morales y Antonio Vela Cossío para poder llevar a cabo la rehabilitación de las zonas afectadas y dar una nueva imagen al templo religioso.

Así pues, la capilla se construyó y consagró en el año 1977, siendo primero la sede provisional de la Parroquia del Bautismo del Señor y, una vez construida la iglesia definitiva, obtuvo el papel de Capilla de Santo Domingo de la Calzada.

Ésta se encuentra en el hueco del puente y, aunque en un principio se puede considerar un lugar oscuros y húmedo, en su interior se encuentran vidrieras que decoran y dejan que pase la luz en el lugar. De este modo, se dio lugar a un templo religioso único en Madrid por su distribución y sobre todo por la ubicación en donde se encuentra. 

LOS TEMPLOS RELIGIOSOS DE LA M-30

Debido a que se encuentra bajo el hueco de un túnel, se puede acceder a la capilla a través de dos entradas diferentes, de modo que los feligreses de ambas zonas que rodean al puente de la M-30 pueden acudir a las misas. Además, otro hecho que hace que este templo religioso sea único es su altar, ya que éste no se encuentra adosado a la pared como en la mayoría de las iglesias. De su aspecto inicial se sigue conservando el hormigón propio del túnel aunque cubierto por una capa de pintura blanca, conservando en todo momento una decoración sencilla.

La Capilla de Santo Domingo de la Calzada no es el único templo de culto que se encuentra al paso de esta autovía, aunque sí que es el más desconocido por la mayoría de los madrileños y turistas. Junto a este templo se puede encontrar a lo largo de la M-30 la mezquita más grande de Europa construida en el año 1992.

Se trata de la mezquita de la M-30 situada a un lado de la autopista que recorre la capital madrileña. En su interior se encuentra todo un ”paraíso” dividido en seis plantas, una biblioteca, un alminar, un museo, un restaurante, un gimnasio, un auditorio, la vivienda de del director y del Imán, etc., todo ello forman un total de 12.000 metros cuadrados. 

Ambos templos religiosos se encuentran en una de las arterias más importantes de la capital y están abiertos al público. La Capilla de Santo Domingo de la Calzada celebra cada día a la una de la tarde una misa y se llena de feligreses. No obstante, el resto del tiempo es un lugar tranquilo y alejado del bullicio de la capital, a pesar de estar situado en pleno corazón de Madrid.