Quantcast
domingo, 4 diciembre 2022 14:24

Recorre el misterioso cementerio inglés de Madrid en el que descansa la burguesía británica

Se acerca Halloween y la capital madrileña comienza a pensar en los planes más ”terroríficos”. Calabazas, calaveras, brujas, demonios…todo ser y objeto relacionado con el mundo del terror inundan las calles durante el último fin de semana del mes. Así pues, visitar un cementerio desconocido para muchos madrileños y turistas puede ser una experiencia única, y más si se trata de un camposanto inusual de Madrid.

Y es que, la región madrileña guarda una “cara B” desconocida con rincones singulares. Entre estos intrigantes lugares se encuentra el Cementerio Británico en Madrid, situado en el distrito de Carabanchel. Un lugar con un gran encanto y una interesante historia llena de incógnitas, en el que se encuentran sepultados importantes ilustres ingleses.

Los orígenes de este pequeño cementerio se remontan al siglo XIX, concretamente al año 1854. No obstante, el terreno que ocupa el actual camposanto no ha sido siempre un lugar sagrado, ya que en sus inicios perteneció a Manuel Chacón, conocido por ser dueño de una taberna.

El motivo por el que este cementerio existe en la actualidad está relacionado con el hecho de que el clero español no permitía por aquel entonces que se enterrasen a los que no era católicos en el fosal cristiano. Es por ello que el Gobierno Británico vio necesario que la capital tuviese su propio cementerio inglés.

Según fuentes oficiales del Gobierno de España, se calcula que un 62% de las personas que se encuentran enterradas son británicas. El resto de porcentaje de fallecidos enterrados en el mencionado cementerio eran protestantes alemanes, inmigrantes de América, extranjeros de países nórdicos, personas ortodoxas y judías.

En este cementerio destaca la tumba del primer joven sepultado en el mismo en febrero del año en el que se abrió. Se trataba de Arthur Thorol y su tumba es fácilmente reconocible puesto que sobre ella se puede observar una representación de la espada de Excalibur, la leyenda del rey Arturo. 

LOS PERSONAJES MÁS ILUSTRES QUE DESCANSAN EN EL CEMENTERIO BRITÁNICO

Para que el camposanto pudiese permanecer abierto, al margen de los cementerios cristianos, tenía que contar con varios promotores entre los que destacaban lo siguientes: lord Howden, embajador en España; Benedito Albano, aparejador, que realizó la valla y el portón de entrada; y Pedro Nicoli, escultor que realizó el escudo de armas del reino situado en la fachada.

La diferencia de clases sociales es un rasgo muy marcado en este particular cementerio. Así pues, al adentrarse en él se puede apreciar claramente un espacio al aire libre rodeado de árboles y tumbas en el que se distingue la zona de pobreza y la zona de riqueza. Un claro ejemplo de dinero y poder de la época que se puede encontrar en el Cementerio Británico de Madrid es el panteón de la familia de banqueros Bauer junto con los resto de cerca de mil personas más.

En cuanto a las figuras de personajes ilustres enterradas en este cementerio de la Comunidad de Madrid destacan personas como el fundador del Circo Price, William Parish; y Emilio Lhardy, fundador del restaurante Lhardy en 1839. Ambos fueron enterrados ahí, ya que residían en su momento en la capital madrileña. Además, en él también se concentra la historia de la burguesía británica donde reposan los restos, entre otros, de Margarita Kearney Taylor.

Por todo ello, este misterioso y desconocido lugar en el que se encuentran familias destacables de la burguesía británica, es un lugar con una historia muy interesante y con un toque de terror durante las noches característico de los camposantos. Para poder visitarlo y conocer su historia en profundidad, el cementerio dispone de una audioguía en español e inglés a través de una tarjeta, para la que se pide un donativo de 3 euros. Una vez adquirida, puede ser utilizada en visitas posteriores al cementerio.