Quantcast
jueves, 8 diciembre 2022 10:44

Así “recicla” Borja Carabante en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid y, en concreto, el departamento de Borja Carabante, están centrados en la protección del Medio Ambiente y la lucha contra la contaminación en la capital española. Contaminación ante la que, sin embargo, parecen no estar tan concienciados los trabajadores del Consistorio. En concreto, los agentes de limpieza, que han sido “pillados” saltándose las “normas básicas” del reciclado.

El cuidado del medio ambiente a nivel nacional e internacional se ha convertido en un asunto imprescindible. Un cuidado que debe realizarse, no sólo evitando la contaminación, sino también haciendo un gran esfuerzo por el reciclado y la reducción de residuos que puedan acabar afectando al planeta.

Una cuestión medioambiental que, en los últimos años, ha sido un factor clave dentro del Ayuntamiento de Madrid. Y en concreto, de la Consejería de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio de José Luis Martínez-Almeida, dirigido por Borja Carabante.

Así pues, los madrileños han comprobado cómo, en los últimos años y en especial en los últimos meses, los principales esfuerzos del Consistorio se han centrado en la movilidad sostenible, en una clara apuesta por evitar la contaminación en Madrid. Del mismo modo, desde el Ayuntamiento se ha hecho un gran esfuerzo para concienciar a los madrileños de la necesidad de reciclar el mayor número de elementos posibles, evitando así que acaben convirtiéndose en basura acumulada.

LOS EMPLEADOS DE BORJA CARABANTE SUSPENDEN EN RECICLAJE

Sin embargo, parece que esta insistencia en el cuidado ambiental y el reciclado no ha “calado” dentro de toda la administración pública madrileña. Y en especial, entre los trabajadores de limpieza del Ayuntamiento de Madrid.

Algo que han podido comprobar muchos madrileños en las distintas calles de la capital española. Y es que, a pesar de los habitantes de Madrid parecen estar dispuestos a hacer ese “pequeño esfuerzo” de reciclar, los operarios no parecen estar tan dispuestos a imitar ese pequeño gesto a la hora de recoger la basura. Menos aún, cuando se trata de elementos más pesados o voluminosos.

Situación que ha podido comprobar este diario, que ha obtenido un vídeo en el que se puede comprobar como los operarios no dudan en entremezclar cartón, bolsas de desperdicios orgánicos, o elementos a reciclar como colchones usados. Un vídeo que vuelve a mostrar las quejas de los vecinos, que se multiplican a la vez que la basura de las calles madrileñas se acumula en las aceras.

LOS VECINOS CARGAN CONTRA LA SUCIEDAD DEL AYUNTAMIENTO

Una situación que no hace más que demostrar las miles de quejas de los ciudadanos de Madrid de los últimos meses: la falta de implicación del Ayuntamiento de Madrid, no con el medio ambiente, sino con la recogida de basuras. Una queja que se repite contra el departamento de Borja Carabante desde hace meses, y que sigue sin obtener una respuesta definitiva por parte del Consistorio popular.

Así pues, centenares han sido los madrileños que, a través de las redes sociales y en conversaciones con este diario, han destacado que Madrid está “lleno de basura”. Bolsas de orgánico, vidrio y especialmente cartones que se acumulan en las aceras, mientras que los servicios de limpieza parecen no “ser suficientes” para mantener la capital en condiciones adecuadas. Algo que también han criticado los partidos de la oposición, que no han dudado en utilizar esta basura como “arma arrojadiza” contra el edil popular.

Basura ante la que la única solución del departamento de Borja Carabante ha sido crear una nueva normativa de limpieza. Nuevas normas que han sembrado la polémica nada más instaurarse en la capital, creando aún más confusión entre los ciudadanos madrileños. Confusión que parece extenderse, ya no sólo entre los madrileños, sino también en la propia administración madrileña, que sigue sin garantizar un correcto recogido de los residuos, ni tampoco una aparente intención de reciclar los residuos que obligan a los madrileños a separar en sus hogares y contenedores.