Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 18:05

La inversión en el Metro repercute en el bienestar de los madrileños

La Comunidad de Madrid está realizando grandes inversiones en los Planes de Accesibilidad e Inclusión de Metro. Más de 332 millones de euros se invertirán en un centenar de nuevos ascensores y en la remodelación de las diferentes estaciones de metro madrileñas.

Los nuevos planes de Accesibilidad e Inclusión 2021-2028 de Metro Madrid se presentaron en julio de este mismo año. El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, junto a Concepción Dancausa, consejera de Familia, Juventud y Política Social pusieron sobre la mesa esta iniciativa.

El objetivo de este proyecto es dotar a la red del suburbano madrileño de 103 nuevos ascensores para facilitar el transporte de viajeros con movilidad reducida. Además, el intención del Ayuntamiento de Madrid es mejorar la tecnología, el mantenimiento y la funcionalidad de las estaciones de tren. Esta remodelación del Metro de Madrid conlleva una inversión de 332 millones de euros para la capital.

Para llevar a cabo esta iniciativa, la Comunidad de Madrid ha recurrido al Plan de Recuperación de la Unión Europea. Madrid ya ha recibido de el 5.067 millones de euros. La capital aprovecha estos fondos para desarrollar la ciencia y la alta tecnología de los hospitales. Además, de esa cifra, el ayuntamiento recibe una gran parte para desarrollar estas remodelaciones en el metro de Madrid. Un hecho que crea el descontento en muchos vecinos de la capital y dudas sobre el gran gasto centrado en la colocación de ascensores.

El propio David Pérez ha señalado desde el gobierno regional que “asumimos un compromiso ineludible con la accesibilidad, para la que habremos invertido más de 500 millones de euros cuando hayamos completado los dos planes en los que estamos trabajando”.

Para hacerse una idea del gasto del Ayuntamiento de Madrid en estas construcciones, España va a invertir en la modernización de su tejido productivo lo mismo que invirtió a lo largo de 34 años de vida de los fondos de cohesión europeos.

LOS PLANES DE ACCESIBILIDAD E INCLUSIÓN HASTA 2028

El gobierno regional busca cumplir el único objetivo de dotar a toda la región de un transporte público cada vez más inclusivo, además de sostenible.

Para ello, el Ayuntamiento de Madrid ha comenzado las obras de remodelación del metro de Begoña para acceder de forma sencilla a los hospitales La Paz y Ramón y Cajal. Esta construcción conllevará una inversión de 18 millones de euros.

A su vez, continúan las obras desde agosto en la estación de Metro de Diego de León, que da servicio a las líneas 4,5 y 6. El gobierno regional ha invertido en el proyecto 32 millones de euros destinados a la colocación de 13 nuevos ascensores.

La prolongación de la Línea 5 de Metro a Barajas, otra construcción que pertenece al Plan de Accesibilidad e Inclusión de Metro, se iniciará en 2023. Es un proyecto con una inversión de 75 millones de euros que conectará con el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El objetivo del gobierno regional es que una vez que se culmine el Plan 2021-2028, el 82% de las estaciones de la red del suburbano madrileño sean completamente accesibles.

EL DESCONTENTO DE LOS VECINOS MADRILEÑOS

El inicio de los Planes de Accesibilidad e Inclusión de Metro ya ha causado problemas entre los habitantes madrileños. Las obras en la línea 7B en el municipio de San Fernando de Henares han dejado a más de 400 viviendas afectadas en seguimiento. Además, han obligado a 84 familias a desalojar sus casas por daños procedentes de las obras de renovación del metro.

La problemática surgió cuando las paredes de las mencionadas viviendas comenzaron a agrietarse debido a a las obras. Esta “zona cero” de San Fernando de Henares se empieza a ampliar a más calles por el efecto del agua subterránea. Esta está provocando el hundimiento de los edificios y el cierre de trabajos de impermeabilización de la línea 7B.

Esta situación lleva a los vecinos madrileños a pensar en la inversión del Ayuntamiento de Madrid en los Planes de Accesibilidad e Inclusión de Metro. El gasto que implica la colocación y construcción de de ascensores en más de 28 estaciones crea polémica sobre si es necesario este cambio.

Para la Comunidad de Madrid, esta construcción significa un avance a la hora de controlar los accesos de movilidad reducida. Sin embargo, también significa un amplio gasto del Ayuntamiento de la capital que preocupa a los vecinos.