Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 3:22

Los mejores lugares en los que desconectar durante el otoño en la capital

Si por algo destaca la región madrileña es por su gran variedad de paisajes. La multitud de rincones con los que cuenta hacen que se convierta en el mejor destino para desconectar de la gran ciudad y disfrutar de los días libres. Y ahora que ha llegado el otoño y están más bonitos que nunca, te desvelamos cuales son sus mejores rincones.

La Comunidad de Madrid alberga distintos jardines, parques y bosques que en otoño “brillan” aún más y que permiten a todos los turistas y madrileños que los visitan ”huir” del caos de la capital.

PARQUE DEL CAPRICHO

El Jardín Histórico del Parque del Capricho es uno de los rincones más visitados durante esta estación del año. En él se puede disfrutar de un entorno lleno de sensaciones y colmado de historias en cada uno de sus rincones. En él se pueden encontrar una gran riqueza tanto de vegetación como de fauna.

Se encuentra situado en el distrito de Barajas y es toda una joya del Romanticismo. Dentro de sus 14 hectáreas se puede disfrutar de un río artificial, lagos, bosques, jardines y diversas construcciones.

EL CASTAÑAR DE ROZAS DE PUERTO REAL

Este bosque incluido en la Zona Especial de Conservación, está ubicado en el municipio madrileño de Rozas de Puerto Real. Bañado por los ríos Cofio y Alberche, el espacio único en la región alberga en su interior el Embalse de los Morales, que abastece las localidades situadas al sureste de la región.

Se trata de un espacio natural que durante el otoño se tiñe por completo de los colores de la estación, amarillo y marrón. En él es típico realizar una ruta circular que comienza y termina en la localidad de Rozas de Puerto Real, ofreciendo así una interesante imagen de variedad paisajística.

JARDINES SABATINI

Estos maravillosos jardines conformar otro de los espacios al aire libre más frecuentados durante el otoño en la ciudad de Madrid. Fueron creados en la década de 1930 en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real, de ahí el nombre actual con el que se los conoce.

Para encontrarlo se debe acudir a la fachada norte del Palacio Real. Los jardines se terminaron de construir tras la Guerra Civil y han recibido miles de visitas desde entonces. Desde su interior, se puede contemplar cómo los tonos amarillos y rojizos cambian las tonalidades de las piedras grisáceas del palacio.

REAL JARDÍN BOTÁNICO

Declarado Jardín Artístico en 1942, el Real Jardín Botánico es un excelente lugar en el que apreciar la vegetación y la ciudad durante el otoño. El emplazamiento actual del Jardín Botánico no es casual y responde al interés del monarca ilustrado, Carlos III, de crear en Madrid un complejo dedicado a las ciencias naturales. Por este motivo, se encuentra situado junto al famoso Museo Del Prado.

EL BOSQUE DEL HAYEDO DE MONTEJO

Este Espacio Natural Protegido se encuentra situado en la Sierra de Ayllón, concretamente en el municipio madrileño de Montejo de la Sierra. Con una superficie de 250 hectáreas repletas de imponentes hayas cuyas tonalidades anaranjadas, este bosque se convierte durante el otoño en uno de los bosques más bonitos de la Comunidad de Madrid. La belleza de este paraje natural es de tal magnitud que para disfrutarlo es necesario reservar entrada para poder recorrerlo.