Quantcast
miércoles, 7 diciembre 2022 18:47

Madrid amplía sus aceras para las terrazas, pero no para la seguridad de los más pequeños

La Comunidad de Madrid a lo largo de estos dos años de post-pandemia ha permitido la instalación de mobiliario de carácter no permanente. Se han ampliado aceras a lo largo de los meses de verano favoreciendo a las áreas de hostelería.

El gobierno publicó a finales de 2021 el proyecto de la Nueva Orden que debía regular en la región los horarios de los locales, de espectáculos y actividades recreativas abiertas al público.

Además de añadir en la ordenanza una nueva propuesta que establecía, que las terrazas-covid, siendo estás habilitadas para favorecer la distancia social en zonas de hostelería, debían ser retiradas tras las sexta ola.

Ampliación de la aceras

El estallido de la masificación de las terrazas desencadenó en la toma de medidas. Como son, la ya vigente ampliación de las aceras en zonas de hostelerías como puede ser la zona de la afamada calle de Ponzano.

No obstante, el ayuntamiento en su propuesta también hacía referencias notables hacía la accesibilidad de personas con discapacidad.

Los colegios, los grandes olvidados

En cuestiones de movilidad, los progenitores de los alumnos de diferentes colegios reclaman la puesta en marcha de medidas que les den una mayor seguridad.

Se abre así un nuevo periodo de las conocidas como “Revueltas escolares“. Diferentes asociaciones de familias de alumnos reclaman el corte de calles en los momentos de entrada y salida a los centros.

La realidad es que la ampliación de aceras durante estos meses ha sido prioritaria en áreas de hostelería, aunque también se podrían haber puesto en marcha la modificación de las zonas colidantes con escuelas.

Auxilio de las familias

Las diferentes asociaciones reclaman que se pongan en práctica medidas que ya están en vigor en otras áreas lúdicas e incluso en otros barrios.

El ensanchamiento de aceras y mejora de la señalización no ha sido distribuido de la mejor manera, debido a que la realización de estos trabajos se han desarrollado siguiendo una corriente de preferencias.

Según algunas madres y padres, las medidas tomadas por el ayuntamiento son meramente insuficientes. Además hay que sumarle a esto una cantidad desmesurada de humo y ruido que dificulta el desarrollo correcto de las clases.

Posibles medidas

Entre las posibles medidas podría estar, el ensanchamiento de las áreas correctas. La correcta señalización, el mantenimiento de una correcta vigilancia y evitar momentos de riesgo como pueden ser las dobles filas e incluso el exceso e velocidad por parte de los vehículos.

Caos alrededor de las escuelas

El caos de la hora punta en las zonas alrededor de las escuelas podría tener los días contados con las quejas continúas por parte de la asociaciones de padres.

Los padres se quejan de la escasez de plazas de aparcamiento, así como de la poca capacidad de coordinación de docentes e incluso de la irresponsabilidad de los transeúntes de las áreas clave.

Los padres y madres dicen incluso que los conductores aumentan la velocidad de su marcha. Algo alarmante que debe ser atajado.

Uno de los colegios afectados es el Avenida Menéndez Pelayo cuya hora punta es un autentico infierno según los afectados.