Quantcast
viernes, 2 diciembre 2022 7:36

Borja Carabante convierte las botellas de vidrio en el mejor “accesorio” para salir de fiesta

El delegado de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha presentado esta semana la nueva Ordenanza municipal de Limpieza. Una nueva normativa que busca “contentar” a todos los madrileños, y garantizar la higiene de la ciudad. Sin embargo, parece que la normativa tiene contradicciones que podrían acabar convirtiendo las botellas de cristal en un “accesorio” de la noche madrileña.

Miles han sido las quejas de los madrileños, en los últimos meses, sobre la limpieza en la ciudad de Madrid. Y es que muchos han sido los ciudadanos que no han dudado en utilizar las redes sociales para cargar contra la falta de gestión de limpieza llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid. Críticas que se centraban en la figura del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, así como en la del responsable de Medio Ambiente de la ciudad, Borja Carabante.

Críticas ante las que el Ayuntamiento madrileño daba luz verde esta pasada semana, a través de Junta de Gobierno, al “anteproyecto de la nueva Ordenanza de Limpieza” de la capital.

ASÍ ES LA NUEVA ORDENANZA DE BORJA CARABANTE

“Los objetivos de la nueva normativa para tener una ciudad más limpia pasan por reducir la generación de residuos” destacan desde el Consistorio, en la presentación de la Ordenanza. “También perseguir las prácticas incívicas que deterioran la imagen de la capital, fomentar la economía circular y promover una mayor concienciación colectiva”.

Así pues, tal y como refleja el texto presentado por el Ayuntamiento, la nueva normativa contemplará medidas para hacer que la ciudad de Madrid vuelva a presentar una imagen de limpieza impecable. Un plan que, además, estará diseñado para “contentar” a todos los madrileños.

En concreto, a los vecinos de los principales barrios madrileños. Y es que la nueva ordenanza, además de castigar los graffitis, o de proponer la instalación de más papeleras por toda la ciudad, también contempla el descanso de los vecinos. Una de las mayores quejas de los madrileños, que ahora también se ha visto incluida en la Ordenanza de Limpieza… pero que, a su vez, crea un “conflicto interno” dentro de la normativa de Borja Carabante.

EL VIDRIO, EL NUEVO “ACCESORIO” DE LA NOCHE MADRILEÑA

“El texto incluye novedades para reducir la contaminación acústica y favorecer el descanso vecinal, como el establecimiento de un horario para el depósito de vidrio, quedando prohibido de 22:00a 8.00” destacan desde el Ayuntamiento de Madrid. Un punto de la Ordenanza que responde a las quejas vecinales por ruidos, prácticamente constantes en los barrios más céntricos de la capital.

Sin embargo, la ordenanza también pone hincapié en la necesidad de que los jóvenes sean responsables con la limpieza de la ciudad. En concreto, la Ordenanza “tipifica el abandono de residuos del botellón en la vía pública”. Una acción ahora penalizada con multas que ascienden hasta los 2.000 euros, tal y como destacaba el propio Borja Carabante en sus redes sociales.

Sanciones para los jóvenes que no recojan los residuos del botellón que provocan, sin embargo, un dilema para todos ellos, así como una discrepancia en el contenido de la Ordenanza. Y es que, mientras se prohíbe el abandono de los residuos del botellón, plásticos y vidrios en su mayoría, el nuevo texto también prohíbe que se deposite el vidrio en los contenedores durante toda la noche.

Algo que, sin duda, pone en un conflicto a los jóvenes: y es que, al igual que deben recoger los residuos del botellón, tampoco pueden deshacerse de ellos en los contenedores. Una doble sanción que podría llevarles a la única solución de llevarse las botellas “de fiesta” por Madrid hasta las 8 de la mañana, cuando ya sí puedan hacer uso de los contenedores.