Quantcast
sábado, 1 octubre 2022 20:19

La Comunidad de Madrid “desconoce” sus propias ayudas a la digitalización

La Comunidad de Madrid ha apostado, en los últimos años, por la digitalización de la región, así como de las empresas presentes en la Comunidad. Una apuesta en la que el Gobierno regional no ha dudado en invertir, a través de la aprobación de distintas ayudas, en la modernización de la capital española. Sin embargo, parece que esta digitalización no tendrá un ejemplo en la administración de Isabel Díaz Ayuso.

Las nuevas tecnologías han llegado, para quedarse. No sólo en la vida cotidiana de todos los madrileños, sino también de cara a todo tipo de negocios y empresas. Así pues, cada vez es más necesario estar “digitalizado” para conseguir una empresa de éxito.

Algo de lo que son conscientes dentro de la Comunidad de Madrid. Así pues, desde el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, se han convocado centenares de ayudas a la digitalización de las empresas de la Comunidad de Madrid. Ayudas destinadas, no sólo a la compra de material, sino también a la formación de las diferentes entidades y empresarios para su correcta llegada al mundo digital.

Un planteamiento que, sin embargo, parece estar muy lejos de adoptarse dentro de la propia administración pública que otorga estas ayudas. Y es que la Comunidad de Madrid parece seguir apostando por el formato “en papel” de sus escritos. Algo que provoca, no sólo un gran gasto de material, sino también de fondos públicos de las arcas de la Comunidad de Madrid.

FOTOCOPIADORAS Y PAPEL DE IMPRESIÓN: LA “DIGITALIZACIÓN” DE LA COMUNIDAD

Así pues, tal y como ha podido saber este diario, parece que la Comunidad de Madrid aún no ha conseguido cambiar algunos viejos hábitos de uso del papel. Tanto es así, que desde la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior se gastará cerca de 1,5 millones de euros en el suministro de “papel para fotocopiadoras”.

En concreto, la Comunidad de Isabel Díaz Ayuso ha convocado un contrato de suministro centrado en “papel para fotocopiadoras y papel de seguridad, destinados a la Imprenta del Organismo Autónomo Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid”. Un boletín que también está presente en formato digital, pero que parece ser mejor recibido en papel “de seguridad” dentro de la administración pública regional.

Eso sí, estas preferencias parecen no salir “baratas” a los ciudadanos madrileños. Y es que, según los documentos oficiales, esta contratación de papel de fotocopiadora está centrada en los seis primeros meses del año 2023. En concreto, desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2023. Un contrato de seis meses que tiene un valor estimado, según la Comunidad de Madrid, de 1.575.936 euros.

LA BRECHA DIGITAL SIGUE AFECTANDO A LA CAPITAL

Sin embargo, parece que la falta de digitalización no es exclusiva de la Comunidad de Madrid. Así pues, al igual que otros servicios públicos madrileños, como es el caso del Metro de Madrid, siguen teniendo una gran dependencia del papel, lo cierto es que la brecha digital en la región madrileña sigue siendo desorbitada.

Algo que preocupa especialmente al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que, recientemente, comprobaba con un estudio de investigación el gran “desequilibrio existente en el uso de los servicios digitales” en las distintas zonas de la Comunidad de Madrid.

Una brecha digital que sorprende a los expertos, que destacan que “cabría suponer que las brechas digitales se han cerrado gracias a la disponibilidad omnipresente del acceso a la banda ancha móvil”. Sobre todo, en las grandes ciudades como Madrid. Sin embargo, la división de la digitalización dentro de la región madrileña sigue latente, afectando, no sólo a las personas mayores de la región, sino también a aquellos con rentas más modestas. Y a la Comunidad de Madrid, que parece querer resistirse a las nuevas tendencias de digitalización.