Quantcast
lunes, 26 septiembre 2022 19:32

Del poeta al “rojo y maricón”: el PSOE-M pierde el norte con la candidatura de Madrid

El PSOE madrileño se encuentra inmerso en la candidatura del partido por las elecciones municipales de Madrid. Una candidatura que amenaza con provocar una ruptura interna dentro del PSOE madrileño, debido a los nombres que suenan para presentarse en las primarias, donde se elegirá al nuevo candidato para el Ayuntamiento de Madrid. Unas primarias en las que, de forma inesperada, podría surgir el nombre de uno de los presentadores más conocidos y polémicos de Telecinco.

Pocos meses quedan para las elecciones municipales de 2023 en Madrid. Unas elecciones ante las que el Partido Popular ya está presentando candidatos, esperándose que sea José Luis Martínez-Almeida quien repita como candidato de la formación azul por el Ayuntamiento de Madrid. Un candidato popular que aún no tiene un “contrario” oficial desde las filas socialistas del PSOE madrileño.

Así pues, y a pesar de la proximidad de estos nuevos comicios, la formación de los socialistas madrileños ha retrasado hasta el próximo mes de noviembre la celebración de las primarias que hará oficial la candidatura, y ante todo, el nombre, de aquel que liderará las listas del PSOE por el Ayuntamiento de Madrid.

LOS CANDIDATOS “CAÍDOS” DEL PSOE MADRILEÑO

Sin embargo, parece que la elección de esta candidatura al Ayuntamiento de Madrid está siendo más complicada de lo que se esperaba dentro de las filas socialistas. Y es que, en un primer momento, todos daban por sentado que la “lucha” en las primarias estaría protagonizada por Mar Espinar, actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, y Mercedes González, delegada del Gobierno en Madrid y clara favorita de Ferraz.

Favorita que, hace apenas unos días, parecía sufrir un brusco cambio de destino. Y es que la propia González recibía una llamada de la cúpula del PSOE, dejando claro que la candidatura socialista por el Ayuntamiento no recaería sobre ella.

Y es que, tal y como los propios socialistas aseguraban públicamente, el PSOE se encuentra en busca de un candidato “potente” que pueda arrebatar la alcaldía de Madrid a José Luis Martínez-Almeida. Un candidato al que muchos ponían nombre y apellidos: en concreto, el viudo de la escritora Almudena Grandes, Luis García Montero. Un plan que, tal y como ha podido saber este diario, quedaba en nada este fin de semana, tras el rechazo del escritor a liderar las listas socialistas.

LA CANDIDATURA PODRÍA ESTAR EN MANOS DE TELECINCO

Rechazo de García Montero que ponía de nuevo en vilo la candidatura del PSOE madrileño al Ayuntamiento de Madrid a pocos meses del encuentro con las urnas. Algo que ha hecho que los socialistas busquen entre sus apoyos sociales más reconocidos, llegando a plantearse la posibilidad de convencer a algún “famoso” para ser candidato.

En concreto, según fuentes cercanas a Ferraz, este candidato podría ser, ni más ni menos, que el famoso presentador de Telecinco Jorge Javier Vázquez. Un hombre que nunca ha dudado en mostrar sus inclinaciones políticas ante la pequeña pantalla, dejando caer en más de una ocasión que su programa es “de rojos y maricones”. Algo que le llevaba incluso a enfrentarse ante las cámaras a una de sus mejores amigas en televisión, Belén Esteban.

Inclinaciones políticas que podrían convertir a Jorge Javier en el hombre “ideal” para liderar la candidatura del PSOE madrileño en la alcaldía de la capital. Algo que, sin duda, no ayudará al partido socialista a calmar los ánimos, después del gran enfado que la situación ha provocado dentro del PSOE de Madrid.

Y es que, a pesar de las palabras de Ferraz, que asegura estar buscando un candidato “potente” para Madrid, muchos dentro del PSOE madrileño han criticado que se ha “ninguneado” a aquellos que llevan meses trabajando en Madrid. No sólo Mar Espinar y Mercedes González, sino a todos los trabajadores que contaban con la candidatura de ambas dentro del partido socialista. Trabajadores que ahora ven peligrar sus puestos de trabajo debido a la búsqueda de Moncloa y Ferraz de un perfil público que pueda ayudar al PSOE a conquistar Madrid. Aunque, en esa búsqueda, acaben provocando la ruptura interna del propio partido.