Quantcast
lunes, 3 octubre 2022 1:14

El selfie de Almeida con los alcaldes “fra-casados” a meses de la purga de Ayuso

A pesar de que todos en el Partido Popular aseguran la unión de sus filas, comenzando por Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida, y el fin de la guerra interna del partido, parece que no todo es “color rosa” en el partido liderado por Isabel Díaz Ayuso. Y es que, ante las próximas elecciones municipales, muchos son los “excasadistas” que parecen estar abocados a desaparecer de las listas diseñadas por la nueva Ejecutiva del partido en Madrid. “Señalados” dentro del partido que este lunes se prestaban junto al edil para posar en una foto “para el recuerdo”.

La guerra interna dentro del Partido Popular dividía a la formación en dos claros contrincantes: aquellos que apoyaban a Isabel Díaz Ayuso, y aquellos que decidieron ser fieles a la Ejecutiva nacional dirigida por Pablo Casado, entre los que se encontraba, entre otros, el propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Ruptura del partido que finalizaba con la clara victoria de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y la dimisión de Pablo Casado y de su mano derecha, Teodoro García Egea.

Dimisiones que provocaban la posterior llegada de Alberto Núñez-Feijóo a la presidencia del partido a nivel nacional y, presumiblemente, la “paz” dentro de las filas del PP. Algo que todos los miembros del partido no tardaban en asegurar ante los medios de comunicación, destacando que la armonía y el compromiso son ahora los “ingredientes” de la formación.

ISABEL DÍAZ AYUSO MANTIENE SU VENGANZA CONTRA LOS “CASADISTAS”

Sin embargo, no parece que todos los integrantes del Partido Popular estén dispuestos a “pasar página” tan rápido tras la guerra interna. Y es que, tras la llegada de Isabel Díaz Ayuso a la presidencia de la Ejecutiva del partido en Madrid, varios son los populares que se han visto relegados a una segunda posición dentro de la dirección del partido en la región madrileña. Entre ellos, el propio Almeida, que parece “desaparecer” de la mesa principal de los populares en algunos encuentros.

Del mismo modo, a través de la secretaría general dirigida por Alfonso Serrano, parece estar planteándose una “criba” popular hacia todos aquellos que no apostaron por Isabel Díaz Ayuso en la guerra interna. “Limpieza” de casadistas que parece encajar con la promesa de la nueva presidenta del PP madrileño, que apostaba en el último Congreso de la formación por la “renovación” de la Ejecutiva del partido… y de las listas municipales de cara a 2023.

Así pues, tal y como se ha podido comprobar este verano, lo cierto es que la nueva presidenta del PP en la Comunidad de Madrid no ha dudado en demostrar que aquellos que le son leales, como el caso de Noelia Núñez, podrán contar con su apoyo en su carrera política. Por lo contrario, aquellos que apoyaron el “espionaje” de Pablo Casado, se encontrarán fuera del partido más pronto que tarde.

LA FOTO DE ALMEIDA QUE MUESTRA A LOS “SEÑALADOS” DEL PP DE MADRID

Una situación de criba dentro del Partido Popular de Madrid que ha puesto tensos a muchos actuales alcaldes y candidatos municipales dentro de la región. Y son algunos de estos ediles los que, aprovechando la reunión del PP en el Debate de la Región, han decidido hacerse una foto “conmemorativa”.

Fotografía, compartida a través de las redes sociales, en las que aparecen algunos “sospechosos” de pasado casadista, con José Luis Martínez-Almeida a la cabeza. Junto al edil, Otros señalados como Susana Pérez Quislant, alcaldesa de Pozuelo, o Ignacio Vázquez, su homólogo en Torrejón de Ardoz.

“Reunión” de los casadistas, junto al “ayuser” alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, que no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales. Y es que, para muchos de los integrantes de esta fotografía de “la resistencia” de Pablo Casado, éstos podrían ser los últimos meses de liderazgo en el partido. Y es que, de cara a 2023, el equipo de Isabel Díaz Ayuso nombrará a los candidatos para las próximas listas municipales. Listas en las que algunos ediles, como es el caso de la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, no estarán presentes debido, precisamente, a la guerra interna del PP, que aún no parece completamente olvidada. Al menos, en la Comunidad de Madrid.