Quantcast
sábado, 1 octubre 2022 23:01

Toni cantó sume en el caos a la Comunidad de Madrid tras su dimisión

Toni Cantó se ha convertido en el protagonista de la política madrileña este viernes. Y es que, el ex líder de Ciudadanos, ha decidido abandonar la Oficina del Español apenas un año después de su creación por parte de Isabel Díaz Ayuso. Una renuncia que “tensa” la tranquilidad que hasta ahora reinaba en la Comunidad de Madrid, en un momento clave de preparativos ante las próximas elecciones autonómicas de la región.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso parecía estar centrado en la preparación de la campaña electoral para la próxima cita con las urnas, en la que los madrileños escogerán la nueva presidencia de la Comunidad de Madrid. Una cita en la que la presidenta popular espera contar con una aplastante mayoría absoluta que le permita mantenerse al frente de la región madrileña.

Sin embargo, estos preparativos de la formación popular se han paralizado este jueves por la noche. Y es que Toni Cantó, una de las caras más representativas de las “apuestas” del Gobierno de Ayuso en esta legislatura, anunciaba su inmediata dimisión de su cargo como director de la Oficina del Español. Renuncia que llega un año y pocos meses después de la creación de este organismo por parte de la presidenta madrileña.

LA OFICINA DEL ESPAÑOL, EN “SILENCIO ABSOLUTO”

Así pues, tal y como el propio ex líder de Ciudadanos ha explicado en sus redes sociales, abandona el proyecto de Isabel Díaz Ayuso para centrarse en sus propios proyectos personales. “He comunicado a la Presidenta mi intención de iniciar en breve un nuevo proyecto profesional” ha reconocido Toni Cantó.

Un proyecto que, presumiblemente, estará muy lejos de la Oficina del Español. Una institución que creaba Isabel Díaz Ayuso en junio de 2021 “a medida” para el valenciano, y que era presentada ante los madrileños como uno de los proyectos “estrella” de la legislatura de los populares. Un plan que, sin embargo, ha quedado minimizado hasta prácticamente “desaparecer” de la agenda de la propia Comunidad de Madrid. Casi tanto como el propio Toni Cantó.

Y es que, a pesar de la fuerza con la que se presentaba esta Oficina del Español hace algo más de un año, lo cierto es que la inactividad ha sido la principal característica de este proyecto liderado por Cantó. Tanto es así, que apenas se mencionaba a la institución en la sociedad española, siendo la crítica del concejal de Más Madrid, Nacho Murgui, una de las últimas “menciones” a la oficina del valenciano.

Mención que hacía referencia a la nueva cartelería del metro de Madrid. En concreto, a la de la estación de Chamartín, escrita únicamente en inglés. “Al fin un trabajo para Toni Cantó. Ni un cartel en castellano en la estación de metro de Chamartín para indicar cómo llegar a la railway station” criticaba el concejal.

TONI CANTÓ Y SU ESCABROSA RELACIÓN CON ISABEL DÍAZ AYUSO

Una dimisión de Toni Cantó que parece haber sido mucho más sencilla que su llegada a la Comunidad de Madrid de Isabel Díaz Ayuso. Y es que el valenciano llegaba a Madrid, en 2021, siendo incluido en las listas regionales por la antigua dirección del partido nacional, dirigida por Pablo Casado.

Una decisión que chocaba frontalmente con la idea de la dirigente madrileña, que había anunciado poco antes que los primeros nombres de su lista electoral serían los consejeros de Gobierno de Madrid. Choque interno del partido que salpicaba también la llegada de Cantó a las órdenes de Ayuso, a pesar de que posteriormente, la Oficina del Español mostrase una aparente simpatía y cordialidad entre ambos.

Ahora, tras la dimisión de Toni Cantó, el equipo de Isabel Díaz Ayuso vuelve a descompensarse. Y es que, si bien la llegada del valenciano suponía un desafío interno para la presidenta, su salida puede marcar la agenda de su Gobierno de cara a la precampaña electoral de 2023.

Una campaña en la que Isabel Díaz Ayuso no sólo tendrá que seguir defendiendo su gestión ante los madrileños, sino en la que también tendrá que explicar la caída en picado de una de sus “instituciones estrella” de esta legislatura, la Oficina del Español, y la repentina “huida” de su capitán, que ha escogido volar en solitario, a mantenerse en el equipo de la presidenta popular en un momento crucial para su legislatura, así como para su futuro político.