Quantcast
jueves, 6 octubre 2022 14:18

Mar Espinar cree que “no hace amigos” en el PSOE por haber apoyado a Antonio Miguel Carmona

A pocos meses de las elecciones municipales de Madrid, Mar Espinar aún duda si presentarse a las primarias que escogerán a la candidata del PSOE por el Ayuntamiento de Madrid. Dudas provocadas por la “fuerza” que ostenta Mercedes González, aparente clara favorita de Ferraz. Una situación que la portavoz socialista cree que sufre debido a su apoyo, en tiempos pasados, a quien fuera su “mentor”, el también socialista Antonio Miguel Carmona.

Apenas quedan unos meses para que los madrileños, una vez más, acudan a las urnas para elegir a sus nuevos representantes, tanto en la Comunidad de Madrid, como al frente de los distintos Ayuntamientos que se encuentran dentro del territorio madrileño. Una cita electoral para la que el Partido Popular parece estar ya preparado. Al menos, en cuanto a Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, manteniéndose, casi por seguro, las candidaturas de Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida, respectivamente.

Seguridad en sus candidatos que, al menos de momento, parece no tener el PSOE madrileño. Ante todo, en el caso de la candidatura socialista por el Ayuntamiento de Madrid. Una decisión que finalmente serán tomada a través de un proceso de primarias, que enfrentará, presumiblemente, a las dos candidatas más fuertes del PSOE en la capital: Mercedes González y Mar Espinar.

MAR ESPINAR AÚN NO ANUNCIA SU DECISIÓN ANTE LAS PRIMARIAS

Sin embargo, aún no se ha conocido, al menos oficialmente, los nombres de aquellos que se presenten a las primarias socialistas por el Ayuntamiento de Madrid. Hasta tal punto, que ni siquiera la portavoz socialista en el Consistorio ha confirmado aún su intención de presentarse como posible candidata ante las bases socialistas.

Así pues, en sus últimas declaraciones públicas, Mar Espinar confesaba no tener claro aún si presentarse a las primarias. Indecisión que, sin embargo, ha achacado a su intención de “trabajar y trabajar” para conseguir mostrar a los ciudadanos que “el PSOE tiene un modelo de ciudad claro” para Madrid.

Una posición de Mar Espinar muy distinta a la que recientemente ha mostrado Mercedes González, quien parece estar más que decidida a presentarse al proceso de primarias como posible candidata a liderar las listas del PSOE por la capital española. Un proceso que comenzará entre el 19 y el 20 de septiembre.

Posiciones muy distintas de ambas “aspirantes” que, sin embargo, muestran una aparente realidad dentro del PSOE madrileño. Y es que, mientras la figura de Mar Espinar sigue sin convencer a los socialistas, sobre todo en Ferraz, lo cierto es que el nombre de Mercedes González suena cada vez más como la clara favorita para pelear el Ayuntamiento de Madrid a José Luis Martínez-Almeida.

LA CULPA FUE DE CARMONA

Situación de relativa “debilidad” de Mar Espinar ante su posible presentación como candidata por el Ayuntamiento de Madrid que, sin duda, preocupa a la portavoz socialista. Y es que, a pesar de que claro es que sus últimas apariciones en el Consistorio no han convencido a Ferraz (con gadgets incluidos), lo cierto es que la portavoz socialista parece tener claro por qué no cuenta con más “amigos” dentro del PSOE madrileño.

Así pues, tal y como han asegurado fuentes socialistas a este diario, lo cierto es que Mar Espinar cree que no cuenta con más apoyos dentro de las filas socialistas por haber apoyado a Antonio Miguel Carmona.

Un hombre que, durante su etapa en el Ayuntamiento de Madrid, no dudó en introducir a Mar Espinar en el Consistorio en 2005, cuando él era concejal en Madrid, y ella apenas llevaba unos años afiliada en el PSOE.

Cercanía con su “mentor” socialista que hacía que Mar Espinar no dudara en defender la figura de Antonio Miguel Carmona contra viento y marea dentro del partido socialista. Incluso en momentos como en el que el exdirigente dejaba en evidencia al “dueño” de Ferraz: “Pedro, no eres tan guapo como para ser tan gilipollas”, relatan fuentes socialistas a ABC, asegurando que éstas fueron las palabras de Carmona al actual presidente del Gobierno.

Una ruptura de Carmona con el PSOE que se hacía aún más evidente con su salida política y llegada a la vicepresidencia de Iberdrola. Una “puerta giratoria” que se veía como una clara traición dentro del partido socialista. Y que, según Mar Espinar, actualmente podría estar pasándole a ella factura en su futuro dentro del Ayuntamiento de Madrid. E incluso, en su futuro dentro del partido socialista.