Quantcast
jueves, 6 octubre 2022 14:25

Sonia Cea Quintana paga caras las aventuras de su pareja y sus amigos imaginarios en Malabo

Los movimientos “empresariales” de David Erguido, exsenador del Partido Popular y procesado por el caso Púnica, han salpicado a su pareja, la actual concejala Sonia Cea Quintana. Y es que la polémica que rodea a la empresa del exsenador, JPN Abogados Consultores, ha hecho que todos los ojos del Ayuntamiento de la capital estén ahora fijos en los próximos movimientos de la concejala presidenta del distrito de Chamartín.

A pesar de que el caso Púnica parecía ya cerrado definitivamente por la Justicia, algunos de los implicados en esta trama parecen seguir provocando un duro quebradero de cabeza para el actual Partido Popular. En concreto, el ex senador popular David Erguido, cuya empresa de consultoría legal ha acabado sembrando la polémica dentro de Génova.

Así pues, tal y como podía saber Moncloa.com, Erguido decidía, tras su paso por la política y su posterior procesamiento judicial, dedicarse a trabajar en una empresa llamada JPN Abogados consultores. Una empresa que, tal y como destacan en su página web, se dedican, entre otras cosas, a vender inmuebles en Malabo, Guinea Ecuatorial.

LA POLÉMICA PERSIGUE A DAVID ERGUIDO HASTA MALABO

Una empresa que, en un primer momento, parece todo un “reciclado” laboral del exsenador del PP, ya aparentemente lejos de la política, más allá de su cercanía a la actualidad del Ayuntamiento de Madrid debido al trabajo de su pareja, Sonia Cea Quintana, actualmente concejala presidenta del distrito de Chamartín en el Consistorio de José Luis Martínez-Almeida.

Sin embargo, esta empresa ha hecho saltar todas las alarmas dentro de Génova. Y es que, a pesar de la gran presentación de la empresa a través de Internet, los detalles de este negocio de Erguido han hecho saltar la liebre.

En especial, el hecho de que parece que gran parte de los abogados que parecen formar parte de este proyecto en Malabo son ficticios. “Amigos imaginarios” del exsenador popular cuyos rostros, tal y como se ha podido saber, aparecen en bancos de imágenes, fácilmente descargables.

Eso sí, en esta misma página web, entre los aparentes trabajadores, sí aparece el rostro de David Erguido, así como otros viejos conocidos de la política madrileña, como es el exalcalde de Leganés, Jesús Gómez Ruiz, también reconocido por su cercanía a Esperanza Aguirre.

LOS OJOS DEL PP, PUESTOS SOBRE SONIA CEA QUINTANA

Una situación de gran polémica “empresarial” que ha preocupado tanto en Génova como dentro del Ayuntamiento de Madrid. Y es que, a pocos meses de las elecciones municipales de 2023, el equipo de José Luis Martínez-Almeida sabe que no puede permitirse que una trama de este calibre pueda salpicarles.

Algo que podría afectar directamente a la pareja de Erguido, la concejala de Chamartín Sonia Cea Quintana. Y es que la popular no sólo mantiene su cargo a pesar de las intromisiones de su pareja, sino que también parece disfrutar de un alto tren de vida junto a David Erguido.

Situación que ha hecho que la atención del Ayuntamiento de Madrid, así como de los pasillos de Génova, se encuentren ahora fijos en los próximos movimientos de la concejala de Chamartín. Y en especial, de la posible asistencia de Sonia Cea Quintana al evento que tendrá lugar este viernes dentro del partido, organizado por el propio Alberto Núñez-Feijóo.

Un momento que podría ser de gran tensión para la concejala popular. Por un lado, debido a la complicada situación que tendrá que atravesar para explicar el curioso proyecto empresarial de su pareja al resto de integrantes del Partido Popular. Por otro lado, la necesidad de demostrar, ante el partido y ante el Ayuntamiento de Madrid que, a pesar de esta polémica, sigue teniendo un perfil idóneo para seguir formando parte de las listas de José Luis Martínez-Almeida en las elecciones municipales de 2023.

Una tarea nada sencilla que tiene Sonia Cea Quintana por delante. Algo que debe “agradecerle” a su pareja y a sus amigos imaginarios de Malabo. Y que, sin duda, el costoso nivel de vida que mantiene junto a David Erguido podría no ser suficiente para solventar.