Quantcast
lunes, 26 septiembre 2022 20:40

Vox quiere que Rocío Monasterio aprenda “un par de lecciones” de Ortega Smith para las autonómicas

La Comunidad de Madrid se prepara para celebrar, en apenas unos meses, los próximos comicios 2023 a la presidencia de la región madrileña. Elecciones en las que Isabel Díaz Ayuso espera conseguir una mayoría absoluta en las urnas. Algo ante lo que Vox, la formación de Santiago Abascal, trabaja ya para conseguir una candidatura capaz de enfrentarse en las urnas a la actual presidenta popular.

Los madrileños se enfrentarán, en 2023, a una nueva cita electoral, en la que tendrán que decidir el futuro de sus Ayuntamientos, así como la presidencia de la Comunidad de Madrid. Una situación ante la que el Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso se siente el claro vencedor. Algo que, sin duda, defienden todas las encuestas, que auguran, a meses de la cita electoral, una clara victoria de la actual presidenta popular, que rozaría la mayoría absoluta, según las encuestas.

VOX BUSCA REPOSICIONARSE EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Optimismo del Partido Popular ante los comicios autonómicos de 2023 que parece estar reforzado, tanto por las encuestas, como por el sentir de gran parte de los madrileños. Y es que muchos son los ciudadanos de la capital española que, a día de hoy, mantienen su firme apuesta por el liderazgo de Isabel Díaz Ayuso. Una confianza en la popular que se mantiene casi intocable desde la pandemia del coronavirus, siendo muchos los que apoyan su constante enfrentamiento a las políticas del Gobierno nacional.

Estrategia que funciona, según los sondeos y encuestas realizados de cara a las elecciones autonómicas de 2023. Así pues, tal y como reflejan datos como los de la encuesta de Sociométrica para El Español, Isabel Díaz Ayuso estaría prácticamente al borde de la mayoría absoluta, con el apoyo del 46,1% de los madrileños.

Unas encuestas en las que Vox crecería, pero no lo suficiente como para convertirse en una fuerza especialmente importante en la Comunidad de Madrid. Así pues, la formación de Santiago Abascal se quedaría cerca del 10% de los votos. Importante apoyo ciudadano a Vox, pero que se quedaría muy por debajo de los resultados de Más Madrid o el PSOE de Juan Lobato.

Una situación provocada, no sólo por la fuerza de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, sino también a la falta de “oposición” de Rocío Monasterio ante la presidenta popular. Y es que, a pesar de sus enfrentamientos públicos, lo cierto es que la representante de Vox en la Asamblea de Madrid, así como la propia formación, han actuado como “aliados” de Ayuso desde las elecciones de 2021, cuando ambas formaciones llegaban a un acuerdo de investidura.

ORTEGA SMITH, EL “EJEMPLO A SEGUIR” PARA ROCÍO MONASTERIO

Una situación que, tal y como ha podido saber este diario, Vox espera poder revertir de cara a los comicios de 2023, comenzando ya con la campaña electoral. Así pues, la formación de Santiago Abascal estaría buscando volver a ser una fuerza política de gran fuerza social en la Comunidad de Madrid.

Una misión en la que el actual papel de Rocío Monasterio no sería suficiente, debido a la estrategia que ha seguido en los dos últimos años la representante del partido, más cercana a la presidenta popular, que como partido de la oposición. Una realidad ante la que Vox podría esperar que Rocío Monasterio dé un giro de 180 grados en las próximas semanas.

“CREO QUE ES UNA EVIDENCIA QUE EL PP NECESITA A VOX”

Cambio radical que acercara la política de Rocío Monasterio a la de Javier Ortega Smith en el Ayuntamiento de Madrid. Y es que, mientras el Vox de la Comunidad de Madrid parece actuar como un aliado en muchas ocasiones, Ortega Smith ha demostrado ser una complicada oposición para José Luis Martínez Almeida.

“Creo que es una evidencia que el PP necesita a Vox” aseguraba Ortega Smith en una entrevista en esRadio. Unas palabras con las que no dudaba en cargar contra algunas acciones políticas de la formación de Almeida, a la vez que aseguraba que la intención de su partido era “hacer un frente común” frente a las “políticas del sanchismo”.

Dura oposición, a la vez que ofrenda de acuerdos contra el socialismo, que convierten a Ortega Smith en el “ejemplo a seguir” de Rocío Monasterio. Una estrategia de Vox que permitiría a la candidata, no sólo mantenerse como cabeza de lista en las próximas elecciones, sino también ofrecer una auténtica alternativa a Ayuso ante las urnas.