Quantcast
martes, 27 septiembre 2022 0:52

El Ayuntamiento ”protegerá” nuevos edificios de la capital para que integren la “identidad” de Madrid

El patrimonio histórico de la ciudad madrileña ha aumentado. Pasear por el corazón de Madrid supone contemplar cientos de edificios de gran valor arquitectónico e histórico. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid cuenta con un catálogo que incluye 20.660 edificios que son protegidos para conservar la ”identidad” de la capital.

El mencionado catálogo fue aprobada en el año 1997 y desde entonces se han conservado un gran número de edificios emblemáticos que son protegidos en función del nivel en el que se encuentren. Y es que existen tres niveles de protección. Los edificios que pertenecen a los dos primeros niveles son protegidos en todo su conjunto, mientras que aquellos que forman parte del tercer nivel tan solo se protegen ciertos elementos arquitectónicos o ambientales.

El listado completo de los miles de edificios que forman el catálogo puede consultarse libremente por los ciudadanos y lleva sin modificarse desde hace 25 años. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que esta situación cambiará e incluirá en la mencionada lista un total de 738 nuevos edificios que, “por la evolución de las normas urbanísticas, merecen gozar de este estatus”, detallan desde la página web del Ayuntamiento de Madrid.

Dentro del amplio listado de edificios “protegidos” podemos encontrar una diversa variedad. Espacios naturales, áreas de interés arqueológico y paleontológico, edificaciones, elementos arquitectónicos situados en locales, parques históricos, jardines de interés, arbolado singular, espacios viarios y cementerios. Todos estos distintos tipos de construcciones y lugares de interés se incluyen en el Catálogo de Edificios Protegidos de Madrid.

En el momento en el que se llevó a cabo el listado muchos edificios no fueron tenidos en cuenta para incluirlos debido a diferentes motivos. No obstante, en este último año los arquitectos del Colegio de Arquitectos de Madrid han colaborado en la inclusión de los cientos de edificios que ahora contarán con la protección del Ayuntamiento madrileño.

“A grandes rasgos se incorporan la arquitectura moderna e industrial, los elementos que supongan un ambiente urbano desaparecido o las edificaciones incluidas en la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid”, se explica en el comunicado emitido por el Ayuntamiento de Madrid.

Entre los más de 700 edificios que se incorporarán al Catálogo de Edificios Protegidos de Madrid se encuentran algunos como el Edificio Castelar, construido en 1983 y situado en el paseo de la Castellana 50; la Fundación Juan March en la calle de Castelló número 77; y la Basílica Hispanoamérica Nuestra Señora de la Merced, cuya fecha de construcción fue entre 1949 y 1965, ubicada en la calle de Edgar Neville número 23.

Así pues, en el listado se podrán encontrar edificios de la segunda mitad del siglo XX. Junto a ellos, el Ayuntamiento de Madrid incluirá cerca de treinta edificios que representarán la Ciudad Lineal planificada por Arturo Soria. Se incluirán también catorce edificios como la Ermita de la Torre en la Galiana y el colegio de Santacruz en Carabanchel.

En definitiva, un gran número de edificios históricos, palacios, jardines, iglesias, ermitas, cementerios, conventos, molinos, norias… forman parte de un catálogo desconocido por muchos madrileños, pero que garantiza la seguridad y la conservación de elementos arquitectónicos que llevan ”viendo” la capital madrileña desde hace cientos de años.

Y es que, tal y como indica el Ayuntamiento de Madrid a través de su comunicado oficial, conocer la historia que se esconde detrás de cada edificio protegido permite la colaboración “para preservar este patrimonio arquitectónico y cultural que han contribuido a convertir Madrid en la ciudad qué es”.