Quantcast
domingo, 2 octubre 2022 19:38

El Ayuntamiento invierte 11 millones de euros en renovar los vehículos del cuerpo de Bomberos

El Cuerpo de Bomberos de Madrid ha recibido los cuatro primeros vehículos especializados del nuevo lote adquirido por el Ayuntamiento para renovar y mejorar su servicio, dos Bombas Urbanas Pesadas (BUP) y dos Bombas Urbanas Ligeras (BUL), en el marco del Plan Operativo de Flota de Bomberos 2019-2029.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha conocido estos nuevos vehículos en el Parque 8º del Cuerpo, en Puente de Vallecas, donde ha subrayado el esfuerzo del Gobierno municipal durante todo el mandato para renovar su flota de vehículos, mejorar su protección, modernizar sus equipamientos e infraestructuras para que cuenten con los mejores medios e instalaciones para trabajar e incrementar su plantilla.

Los cuatro vehículos hoy presentados son los primeros que se pondrán en servicio, de forma inminente, del nuevo lote adquirido para este año para el Cuerpo de Bomberos, los cuales se recepcionarán en las próximas semanas. Este lote está compuesto por siete Bombas Urbanas Pesadas (BUP), siete Bombas Urbanas Ligeras (BUL), cinco Forestales, cuatro Tanques y dos Escalas Articuladas Compactas.

Recientemente, además, se han incorporado al Cuerpo de Bomberos unos 60 vehículos ligeros (más de 30 coches de mando y 30 furgonetas) para continuar renovando la flota de este servicio municipal de emergencias.

PLAN OPERATIVO DE FLOTA

El Plan Operativo de Flota de Bomberos 2019-2029 establece un plan ordenado de renovación y evolución de la flota de vehículos de Bomberos con el objetivo de mantener una flota plenamente operativa, moderna y lo más uniforme posible. Asimismo, el plan prevé que las adquisiciones estén coordinadas con los objetivos estratégicos de evolución del servicio, ya que su consecución está determinada en gran medida por las características y cantidad de vehículos.

Además, la delegada ha explicado, en declaraciones a los periodistas, que estos modelos actuarán en los parques cabeceras de la ciudad de Madrid y también se ha reducido su tamaño para que sean “más versátiles” para poderse mover por las calles de Madrid”.

Son más de 11 millones de euros lo que ha supuesto este contrato y sustituirán a los vehículos más antiguos”, ha expuesto Sanz, al tiempo que ha asegurado que previamente recibirán una formación todos los bomberos de cómo usar estos nuevos vehículos porque son “complejos”.