Quantcast
lunes, 3 octubre 2022 1:19

El Ayuntamiento de Coslada promete más derroche de agua en plena sequía

El Ayuntamiento de Coslada ha inaugurado esta semana sus instalaciones de “Juegos de Agua” en la Plaza del Mar Caribe, muy cerca del Casco del municipio. Unas instalaciones que prometen ser una “herramienta municipal” para acabar con el calor pero que, sin embargo, han sembrado la polémica. Y es que muchos ciudadanos han criticado la instalación de este tipo de “atracciones acuáticas” en el centro de Coslada, en un momento en el que todo el país sufre de una brutal sequía histórica.

El verano se ha hecho notar en todo el territorio nacional. Y especialmente en Madrid, donde las olas de calor se han solapado de tal manera que los habitantes de la capital apenas han gozado de un respiro en los termómetros durante todo el verano. Algo ante lo que las administraciones públicas no dudaban en adelantar las fechas de apertura de las piscinas públicas, o de proponer planes que ayudaran a conseguir algo de frescura ante las altas temperaturas.

Algo que ahora parece haber querido imitar Coslada, que esta semana inauguraba, en la Plaza del Mar Caribe, los primeros “Juegos de Agua” del municipio.

JUEGOS DEL AGUA CONTRA EL CALOR EN COSLADA

Así pues, el alcalde de la localidad madrileña inauguraba este pasado 17 de julio las nuevas instalaciones de Coslada. Una serie de surtidores de agua, a ras de suelo y en altura, que proyectan agua, y que ofrecen cierta forma de frescor a los presentes en estos Juegos del Agua.

“Desde hoy mismo, toda la población puede disfrutar de estos Juegos del Agua inclusivos” destacaba el alcalde en funciones de Coslada, José Sousa. “Los usuarios pueden interactuar con el agua, refrescándose en las fuentes, chorros y equipamientos de agua proyectada. Se han instalado una docena de surtidores con distintas formas”.

Unos surtidores, de 220 metros de superficie total de instalación, que han costado al municipio más de 248.000 euros, y que no serán los únicos “Juegos de Agua” que el Ayuntamiento municipal pueda instalar en Coslada.

Y es que el propio alcalde ha reconocido que el proyecto está planteado para que este primer emplazamiento de Mar Caribe sea una “experiencia piloto”. Un primer punto que sirva para “estudiar la implantación de instalaciones similares en el resto de barrios de la ciudad”. Todo ello, tal y como destacan desde el Ayuntamiento, con el fin de “refrescar el verano” para todos los habitantes de Coslada. Eso sí, en pleno mes de agosto, cuando muchos madrileños se encuentran de vacaciones… y las altas temperaturas parecen haber dado un respiro en la capital.

EL DESPILFARRO DE AGUA, A EXAMEN

Sin embargo, no es sólo el momento escogido por el Ayuntamiento de Coslada lo que ha enfadado a muchos madrileños. Y es que, al mal “momento” escogido para abrir unas instalaciones acuáticas, a punto de despedir el verano definitivamente, se une la brutal sequía que vive el país.

Una sequía que ha hecho que muchos de los embalses nacionales se encuentren en porcentajes mínimos de su capacidad, asegurando los expertos del país, que España se encuentra en una situación de sequía histórica. “Estamos viviendo el año hidrológico más seco desde 1981 […] Las predicciones indican que las sequías se van a intensificar y van a ser más largas en España” destacaba para la cadena SER Rubén del Campo, portavoz de la AEMET.

Gasto de agua propuesto por Coslada en plena sequía estatal que ha provocado que muchos sean los usuarios de las redes sociales que hayan cargado contra el “divertimento veraniego” del Ayuntamiento del municipio madrileño.

Luego recomendáis el uso responsable del agua porque hay sequía. Menuda jeta tenéis” respondían muchos usuarios al anuncio de la inauguración de los Juegos de Agua del Consistorio de Coslada. Palabras que, sin duda, demuestran, no sólo la gran preocupación existente a nivel nacional por la falta de agua, sino también el enfado de algunos vecinos con este proyecto del Ayuntamiento municipal, más centrado en luchar contra las altas temperaturas, que en evitar el cambio climático que las provoca.