Quantcast
viernes, 7 octubre 2022 7:40

“Ciclismo sin ley”: así es el problema de las bicicletas en las aceras de Madrid

Circular por el centro de la ciudad se convierte en una “tarea” cada vez más complicada. Obras, badenes y decenas de obstáculos impiden a los madrileños pasear tranquilamente por la ”ciudad que nunca duerme”. Si a todos estos inconvenientes le sumamos el problema con las bicicletas, las aceras de Madrid se convierten en un verdadero circuito del que salir airosos.

Son muchos los madrileños que llevan meses expresando sus quejas respecto a los ciclistas. Y es que, muchas personas circulan con este medio de transporte por las zonas peatonales sin respetar las ordenanzas de movilidad establecidas. Así pues, a la hora de andar por las aceras de Madrid es frecuente tener que esquivar a más de un ciclista que incumple la ley.

Pero el problema llega a la hora de establecer los ”castigos” a todos aquellos que se consideran exentos de cumplir la ley y ponen en peligro a los peatones. “Les llamé reiteradamente la atención, pero los cicloturistas o no me entendieron o no me escucharon”, expresaba un madrileño por Twitter al denunciar la mencionada situación con las bicicletas en el céntrico Paseo de Rosales.

CONFLICTO ENTRE PEATONES Y CICLISTAS

Por su parte, desde el portal web del Ayuntamiento de Madrid, se expresa claramente que en la capital queda expresamente prohibido la circulación de bicicletas por las aceras, calles y zonas peatonales, excepto en las aceras-bici con velocidad máxima de 10 km/h. La Dirección General de Tráfico se suma también a dar a conocer esta normativa a través de sus redes sociales. Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo y las personas siguen circulando con sus bicicletas sin tener en cuenta las consecuencias.

“Lo he visto ya varias veces. Turismo impune de acera y parque”, indica otro madrileño que se ha tenido que enfrentar a esta situación en varios ocasiones. Este conflicto se agrava aún más durante el verano, ya que con la llegada del buen tiempo los ciclistas y peatones se ven obligados a “compartir” las aceras.

Esto se debe a que muchos usuarios habituales de las bicicletas en la capital no se sienten seguros al tener que conducir junto a los vehículos. Por este motivo, muchos de ellos optan por incumplir la ley a sabiendas de que pueden ser sancionados. Sin embargo, este ”castigo” pocas veces ocurre, lo que da lugar a que la situación no mejore.

INFRACCIONES EN BICICLETAS QUE PUEDEN LLEGAR A LOS 1.000 EUROS

Y es que, aunque la DGT es la responsable de todo el tráfico del país, ésta misma delega la potestad de regular mediante sus ordenanzas esta infracción a los Ayuntamientos. En la actualidad, una bicicleta puede moverse por Madrid al igual que un coche, pudiendo incluso acceder a las Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) de Distrito Centro y Plaza Elíptica. Esto provoca que no haya ninguna seguridad para los conductores de coches y ciclistas, dando lugar cada año a muchos accidentes.

Sin cascos, sin luces, montados en las bicicletas en los pasos de peatones y sin acatar las señales de tráfico. Así es la realidad de muchos ciclistas a diario en las aceras de la capital. Unas infracciones que si fuesen multadas ascenderían a un coste de casi mil euros por cada usuario que incumple la normativa vigente. Pero como estas sanciones pocas veces se llevan a cabo, las bicicletas siguen ”campando tranquilamente” por las zonas peatonales de Madrid.

Un grave problema que el Ayuntamiento de la capital debe de resolver cuanto antes, ya que según los datos publicados por el Ayuntamiento, entre enero y mayo de este año, hasta 353 usuarios de bicicleta han sufrido un accidente. Si la normas establecidas para los ciclistas y su seguridad no mejoran, muchos de ellos seguirán ”saltándose” la ley sin remordimientos, poniendo en peligro a centenares de peatones que transitan tranquilamente en los pavimentos adecuados para su paso.