Quantcast
lunes, 3 octubre 2022 0:34

Los pueblos más románticos sin necesidad de salir de Madrid

Imaginar pueblos románticos, resulta una idea difícil si hablamos de Madrid. A pesar de que la capital se caracteriza por sus edificios altos y blancos, también tiene lugares secretos que rompen con la arquitectura convencional. Estos sitios secretos, ofrecen un aire fresco y diferente a la imagen tradicional que se conoce de Madrid.

Ahora que es verano y tenemos vacaciones o por lo menos más tiempo libre, es el momento idóneo para conocer estos rincones mágicos de la capital. Dentro de la capital podrás ir a visitar lugares con mucho encanto que desconocías.

En este artículo, te vamos a ofrecer una lista para que puedas ir a visitar estos pueblos tan bonitos y especiales que muy poca gente conoce. Lo mejor de esta lista es que podrás ir a visitar el pueblo que más te guste, sin necesidad de salir de Madrid.

Patones de Arriba

En este maravillo municipio situado al nordeste de Madrid, la tranquilidad está asegurada y por eso, es un destino elegido por muchos madrileños para desconectar. Su encanto rústico y su perfecta ubicación en medio de la naturaleza, le convierten en uno de los pueblos más bonitos de Madrid. También, sus casitas de piedra hacen que este pueblo parezca sacado de un cuento. Además, en sus limitados pero sabrosos restaurantes podrás degustar los platos típicos de Patones. Debes tener en cuenta que puedes ir en coche hasta Patones pero aparcar el coche fuera del municipio ya que para el mantenimiento y cuidado del pueblo tienen prohibido el acceso a vehículos de motor.

Nuevo Baztán

Este municipio creado en el siglo XVIII, se encuentra en Alcalá de Henares, al sureste de Madrid. El nombre del pueblo hace honor al lugar de nacimiento del fundador, Juan de Goyeneche. Este pueblo posee un gran valor histórico que podrás conocer si lo visitas. Te invitamos a recorrer sus varias plazas y contemplar el famoso Palacio Goyeneche que también es iglesia. Sus edificios son característicos por estar construidos con piedra caliza, haciendo del pueblo un lugar encantador.