Quantcast
lunes, 28 noviembre 2022 3:07

La hostelería madrileña se resigna ante el plan de ahorro energético: “somos el sector diana”

El Gobierno de España lanzaba esta semana su nuevo decreto ley de ahorro energético. Un plan centrado en la reducción del consumo de energía, debido a las fuertes dificultades internacionales provocadas por el conflicto armado de Ucrania y Rusia. Real decreto-ley que ha sido ahora valorado por el sector de la hostelería madrileño. Un sector preocupado ante esta nueva normativa que, sin duda, supondrá una inversión de importancia para muchos de sus integrantes. Gasto que, de nuevo, vuelve a posicionar a la hostelería como el “sector diana” de las medidas económicas nacionales y regionales.

Ante la actual crisis energética que afecta a todo el panorama internacional, el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobaba esta semana un nuevo decreto ley centrado en el “ahorro energético”. Una normativa en la que, entre otras medidas, se establece el “apagón” generalizado de fachadas y escaparates a partir de las diez de la noche. Del mismo modo, las puertas de los locales deberán tener un cierre automático para mantener la climatización, que quedará igualmente regulada por este decreto: 27ºC de aire acondicionado, y 19ºC de calefacción.

Medidas ante las que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso mostraba pronto su frontal rechazo, al asegurar el Ejecutivo regional que esta normativa provocaría “inseguridad” en las calles de Madrid, y que llevaría a una caída significativa del consumo y el turismo. Palabras que secundaban sectores como el hotelero y los propios comercios, preocupados ante las posibles repercusiones de este documento en los resultados económicos. Ahora, el sector de la hostelería madrileña, uno de los más relevantes de la región, se ha unido a esta preocupación.

EL AHORRO ENERGÉTICO “AHOGA” A LA HOSTELERÍA

Así pues, y al igual que otros sectores del consumo y turismo de Madrid, desde Hostelería Madrid lamentan la “imposición” de este decreto ley, que nace sin consenso alguno.

“Nadie nos ha llamado. Ni como asociación ni como confederación nacional, para poder introducir algún criterio práctico” lamenta, en conversaciones con este diario, José Antonio Aparicio, presidente de Hostelería Madrid. “Una norma de este nivel, sin consenso previo con los sectores, genera dudas”.

Dudas que, en el sector de la hostelería, afectan directamente al trabajo diario de miles de empresarios hosteleros. Es el caso de las puertas cerradas. “Es un planteamiento que está bien, para garantizar la climatización. Pero en la Comunidad de Madrid tenemos una recomendación sanitaria de mantener las puertas abiertas para favorecer la ventilación natural por el Covid-19″ señala Aparicio, mostrando así una de las primeras controversias de este documento.

“ES UN EFECTO DE IMAGEN, TAMBIÉN POR LA PRESIÓN DE LA ue”

Documento normativo que, según Hostelería Madrid, llega “muy poco maduro” a la opinión pública. Y lo hace, además, con unas sanciones económicas que podrían provocar el cierre de muchos pequeños negocios.

“Es un efecto de imagen, entiendo también que por presión de la UE. Veremos a ver qué pasa con la opinión pública al respecto, porque es un tema que llega muy poco maduro, muy genérico” destaca José Antonio Aparicio. Algo ante lo que Hostelería Madrid ya se encuentra trabajando, para ayudar a muchos hosteleros con esta nueva normativa “porque las sanciones son disparatadas”. “60.000 euros inicialmente, para una pyme, supone prácticamente el cierre. Y en el sector de la hostelería, el 95% de los empresarios lo son, contando con entre 1 y 5 trabajadores” destacan.

UN “SECTOR DIANA” DE LAS NUEVAS NORMATIVAS

Sin embargo, a pesar de las complicaciones y dudas que genera este documento en estos primeros días, desde Hostelería Madrid se asegura que los empresarios del sector cumplirán con estas nuevas directrices. “Somos un sector cumplidor” asegura la asociación. Eso sí, lamentan que, una vez más, la hostelería se haya convertido en el “sector diana” del decreto ley.

Y es que muchas son ya las normativas que, en los últimos años, se han acumulado “en contra” de los empresarios del sector de la hostelería. Es el caso de la imposición, desde el Ayuntamiento de Madrid, de acabar con las estufas de combustión de las terrazas, para sustituirlas por estufas eléctricas. Una normativa municipal que ahora podría generar polémica con el actual decreto ley de ahorro energético.

“Todo el mundo puede ver que durante el Covid se ha hecho prueba y error con este sector, con medidas que en ocasiones han sido injustas. Y este sector es cumplidor, está al día en medidas de ahorro. Sin embargo, sigue siendo un sector diana para algunas pruebas. Y, si se recopilan las que ha habido, son demasiadas. Y sobre todo, estas normativas, que generan un gran coste” lamenta el presidente de Hostelería Madrid.

“Es un sector diana; en lo laboral, en todo” destaca Aparicio, quien no duda en poner el ejemplo de la obligación impuesta ahora al sector sobre los vasos de agua, que deben ser ofrecidos “sin reparos” a los clientes, a pesar de que no consuman. “Un vaso de agua jamás se le ha negado a nadie” ha asegurado José Antonio Aparicio, quien ha criticado que, a pesar de que al sector privado se le obliga a cumplir, el sector público sigue sin hacerlo: “seguimos sin ver fuentes públicas. En los hospitales tampoco se ha retirado el agua envasada…”.

LA “COMPRENSIÓN” DE LOS CONSUMIDORES, LA SALVACIÓN DEL SECTOR

Eso sí, los hosteleros madrileños podrán seguir contando, al menos de forma inicial, con la comprensión y el apoyo de la ciudadanía madrileña. Consumidores que, tal y como destacan desde Hostelería Madrid, ya dieron ejemplo durante el Covid-19, y que volverán a hacerlo en estas circunstancias de ahorro energético.

“La experiencia que tenemos con el Covid es que, al final, el cliente ha generado una empatía con nosotros enorme. Y le hemos suministrado una serie de problemas, experimentos, aforos… y generas una empatía, y una comprensión, que creemos que va a seguir ocurriendo” nos aseguran.

Eso sí, reconocen que la preocupación está en las complicadas normas a seguir en este momento desde el decreto ley, que aún deberá ser modificado. “Si tú pones unas condiciones inasumibles, o tan desagradables, como en invierno, con 19ª, que al final el riesgo es que las personas decidan no consumir en bares o cafeterías, hacerlo en casa, con la temperatura que tú elijas”.

Algo que, sin duda, tendrá que ser estudiado en la normativa del ahorro energético durante las próximas semanas. Y es que este decreto ley, polémico desde su nacimiento, podría suponer un gran golpe a un sector que renace ahora tras la pandemia, como es el turismo o el consumo. Un sector en el que la hostelería, una vez más, se resigna a cumplir con la normativa, que supone un gran esfuerzo económico de sus integrantes, esperando contar con el apoyo ciudadano para “capear esta, como hemos capeado las anteriores”.