Quantcast
domingo, 14 agosto 2022 12:21

La movilidad “recaudatoria” de Borja Carabante fríe a multas las motos de alquiler en Madrid

La movilidad eléctrica se ha convertido en uno de los grandes proyectos del Ayuntamiento de Madrid en los últimos años. Y en especial, de Borja Carabante, el delegado del Área de Movilidad y Medio Ambiente de la capital. Una labor en la que el “motosharing” se ha convertido en una de las apuestas seguras para una movilidad sostenible y eco-responsable en Madrid. Una alternativa a los desplazamientos tradicionales que, sin embargo, ha sembrado la polémica debido al gran desconocimiento que existe de la ordenanza municipal. Desinformación que ha provocado miles de multas entre los capitalinos, indignados ante este “abuso medioambiental”.

Ante los altos índices de contaminación que, año tras año, registra la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento capitalino sigue apostando en buscar proyectos que puedan ayudar a convertir a la capital en un lugar “libre” de contaminación. Proyectos entre los que se encuentra la movilidad eléctrica, uno de los claros buques insignia del departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid en los últimos años.

Estrategia que, sin duda, ha conseguido conquistar Madrid con servicios como el “motosharing”. Una forma de compartir vehículo eléctrico, en este caso motos, en la ciudad. Un servicio relativamente barato y accesible para todos los madrileños que reduce la contaminación a la vez que ofrece una alternativa de transporte dentro de la capital

LA ORDENANZA DE MOVILIDAD, LA GRAN DESCONOCIDA

Sin embargo, y a pesar de que muchos apoyan esta forma de movilidad de la capital, lo cierto es que poco se conoce sobre ella. Sobre todo, sobre la normativa municipal que regula esta movilidad en Madrid.

Algo que critican desde las empresas de “motosharing” de Madrid. Y es que, en los últimos tiempos, esta desinformación sobre la ordenanza municipal de movilidad eléctrica ha provocado centenares de multas en Madrid.

“Desde Cooltra hemos notado cierto desconocimiento de la ordenanza municipal por parte de nuestros usuarios” destacan fuentes de la empresa al digital Moncloa.com. “Específicamente, en cuanto a la normativa de aparcamiento, ya que desde su entrada en vigor hemos tenido un incremento exponencial de las multas por este motivo”.

Desinformación sobre el motosharing, y sobre las medidas de seguridad vial que se deben tomar, que destaca y que pone en el punto de mira a Borja Carabante, responsable del Área de Movilidad del Consistorio madrileño. Y es que, a pesar de ser una normativa pública, parece que los esfuerzos del Ayuntamiento por dar a conocer esta ordenanza municipal no han sido suficientes para garantizar el buen uso de estas motos. Tampoco para garantizar a los usuarios el poder utilizar este servicio sin acabar siendo sancionados económicamente por el Consistorio.

LAS MULTAS “AMBIENTALES” SE MULTIPLICAN EN MADRID

Críticas contra el Ayuntamiento de Madrid por la falta de información que, sin embargo, no se limitan únicamente al motosharing. Y es que, en el caso de los accesos a la capital, y las conocidas “zonas de bajas emisiones” de Madrid, están provocando un auténtico caos en la circulación de los coches privados por la capital.

Así pues, muchos han sido los madrileños que, confundidos ante las indicaciones del Consistorio en materia de la movilidad, han acabado siendo sancionados económicamente por circular con sus coches “contaminantes” por zonas indebidas de la capital. Algo que ha sido especialmente polémico en el caso de la Plaza Elíptica, donde la acumulación de multas y de críticas ha llevado al Ayuntamiento de Madrid a dar un paso atrás en las sanciones.

Un “lugar trampa” en Madrid donde el Ayuntamiento colocaba un paso de “bajas emisiones”… pero donde la señalización era del todo, menos clara. Algo que ha provocado que personas que pasaban por Plaza Elíptica todos los días acumularan miles de euros de multas por desconocimiento. “Es una señalización engañosa” destacan fuentes.

Falta de información, tanto en el uso de vehículos compartidos, como en el caso de la circulación por la capital, que día a día provocan centenares de multas en la capital. Sanciones que hacen que muchos empiecen a criticar el afán “recaudatorio” del Área de Movilidad de Borja Carabante que, más allá de preocuparse por la contaminación en la capital, parece aprovechar esta premisa para llenar las arcas públicas, vaciando los bolsillos de los madrileños.